Plan Jaba: Reaparece en el escenario del barrio

Plan Jaba: reaparece en el escenario del barrio

El plan jaba atraviesa un proceso de revitalización y desde ya los trabajadores pueden acercarse en sus barrios a la estructura de la federación en pos de solicitarlo y así garantizar su prioridad en la red de bodegas y otros productos alimenticios, explicó Olga Lidia Brindis, ideológica de la FMC en el municipio de Matanzas.

La funcionaria explicita que “obtienen el derecho aquellos hombres o mujeres que residen solos o que todos los integrantes de su núcleo familiar sean trabajadores, estudiantes o menores de edad. También ancianos que vivan solos y posean algún tipo de limitación o discapacidad”.

Según la ideológica, los necesitados deben acercarse a la secretaría general de la delegación o bloque de la FMC de su barrio y ofrecer los siguientes datos: nombre y apellidos de los consumidores, número de la ORC, bodega y núcleo. Luego corresponden las averiguaciones y en caso de ser necesario se pedirá una constancia del centro laboral o de estudio.

Mientras, corresponde a la oficina de registro de consumidores (ORC) estampar la firma y el cuño en la libreta de productos alimenticios con el fin de identificarlas y priorizar sus compras. Estos trámites no deben excederse de los 30 días.

Es obligación de los beneficiados mostrar la libreta al dependiente y a las personas de la cola que lo soliciten. Está establecido que en las unidades comprarán 2 núcleos de plan jaba y uno de la cola.

Aclara la funcionaria que se hará uso de este plan solamente para los productos normados y controlados por la libreta, no así para los de venta libre, exceptuando los casos en que coinciden la venta de ambos o aquellos que se comercializan de forma regulada no normada. También podrán acceder de lunes a domingo y tendrán derecho a más de una compra al día.

Concluye que las dirigentes de las diferentes estructuras de la FMC serán responsables de actualizar los núcleos acogidos al plan e informar si hay cambios a las ORC y administradores de las unidades. Así como realizar comprobaciones periódicas y canalizar quejas e inconformidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *