Resuelvo, luego trabajo…

Norma sabe que no tiene otra opción, o abandona la jornada laboral o se queda sin corriente en la casa. Es doctora y cuando le pregunto por su consulta me refiere que la suspendió. En el día de ayer le llegó el recibo de la electricidad, alterado, y ella no pagará ese consumo. Con gran pesar envió una explicación a su centro hospitalario y ahora espera que la atiendan en la oficina de la Empresa Eléctrica. “Lo peor de esta situación es que si no me persono aquí no resuelvo. Desgraciadamente, los centros que brindan servicios a la población laboran en horarios de trabajo sin otras opciones, aquí por ejemplo hasta las tres de la tarde”.

Leer más