Betancourt vs Covid-19: Los días en que Dos Hermanos estuvo más cerca

La comunidad de Dos Hermanos es la más alejada del municipio de Pedro Betancourt. La distancia que separa este batey y el deterioro de los caminos, hacen complejo el trayecto de sus pobladores hacia el centro histórico urbano del territorio betancoureño.

 Desde finales de marzo las preocupaciones se acrecentaron debido a la Covid-19 y la necesidad de permanecer en casa. Sin embargo, no faltaron manos extendidas para acortar la lejanía y la angustia. Con una frecuencia quincenal un ómnibus partía cargado de ofertas del Comercio y la Gastronomía, CIMEX, personal de salud, productos liberados, para ponerlos a disposición de cada núcleo familiar.

“Dos Hermanos es atendido directamente por la dirección de la Asamblea Municipal. Con anterioridad habíamos hecho algunas acciones como un pequeño parque frente a la bodega y se arregló la cubierta del círculo social. De igual forma, procuramos que la bodega se mantenga abastecida.

 “No obstante, la posibilidad de acercar servicios al batey durante la etapa de enfrentamiento a la Covid-19 trajo muchas satisfacciones. En cada visita tratamos de que existiera variedad, por ejemplo en ocasiones los trabajadores farmacéuticos colocaron a disposición de los habitantes productos de la medicina natural y tradicional y en otro momento se facilitaron resistencias y cables para los fogones eléctricos”, afirmó Valia Molina Caballero, presidenta de la Asamblea Municipal del poder Popular.

 Durante uno de dichos periplos quincenales a Dos Hermanos Girón tuvo la oportunidad de constatar las múltiples ofertas que incluían: aceite, picadillo, salchichas, malta, latas de sardinas, manteca, queso fundido, confituras,  desodorante, cloro, tendederas, desinfectantes, por solo mencionar algunas.

Tanto Leovigildo Sierra Escalona, delegado de la comunidad, como Zenaida Cervantes Silvera, administradora de la bodega La Criolla, destacaron el apoyo sistemático, la opinión favorable de los pobladores y el cumplimiento del plan de ventas de la unidad que asciende a 25400 pesos.

En la actualidad, tras el inicio de la primera fase pos Covid-19, esta iniciativa llegó a su final, pero el anhelo es que al menos una vez al mes, se pueda llevar a la práctica.

Dos Hermanos es la comunidad más alejada de Pedro Betancourt, pero los meses de lucha contra el nuevo Coronavirus demostraron cuán cerca puede sentirse un batey cuando no falta el acompañamiento, la preocupación constante, esos que dan la fuerza y seguridad para vencer cualquier obstáculo sin que falte jamás la confianza del pueblo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *