Círculos Infantiles en Colón cumplen medidas higiénico – sanitarias

La organización en el sistema de trabajo por grupos del personal docente y de servicios permite garantizar atención adecuada a los infantes.

Liensay es una niña que cursa el sexto año de vida, muestra nuevas habilidades al llegar a su círculo infantil, limpia sus lindos tenis rosados en la frazada, ubicada en la entrada con hipoclorito, igual hace con sus pequeñas manos, como le indica la enfermera, al preguntar el porqué de estas acciones responde por debajo de su nasobuco “para no coger coronavirus”

Para las madres trabajadoras del sector de la salud, de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el Ministerio del Interior, las comunicaciones, la agricultura, el comercio o cualquier otra tarea vinculada al enfrentamiento permanente al nuevo coronavirus, mantener abiertos en Colón algunos círculos infantiles es motivo de agradecimiento.

Las medidas higiénico-santarias deben mantenerse en esta nueva etapa.

La Dirección de Educación priorizó al menos un centro por Consejo Popular para evitar largos recorridos de la familia y buscar cercanía del hogar, en estas instituciones se cumplen a cabalidad las medidas higiénico-sanitarias establecidas.

Para Liensay y los pequeños que asisten al círculo infantil “Félix Ortega”, las exigencias sanitarias mantienen estricto cumplimiento para preservarles la salud ante la Covid-19.

Los niños son reagrupados para realizar actividades independientes y juegos.

Según explica Liliana Núñez Alfonso, Sub–Directora del centro “aquí fueron reubicados niños de otros dos círculos: Flores de Mi Jardín y Hogar Feliz , flexibilizamos el horario de entrada y salida de forma escalonada, los padres solo llegan hasta la entrada de la institución y a los niños los reagrupamos para realizar actividades independientes, juegos y los demás procesos tienen en cuenta – agrega– la separación de mesas, los catres durante la siesta y la exigencia de traer tres nasobucos a cada niño para cambiárselos durante su estancia, refuerzan por supuesto el lavado de las manos….”

La organización en el sistema de trabajo por grupos del personal docente y de servicios permite garantizar atención adecuada a los infantes.

En otros centros de la primera infancia en Colón, igual resultan las exigencias en la aplicación de las medidas higiénico–sanitarias,  muchas de las cuales deben mantenerse durante las diferentes fases recuperativas de la pandemia.  (Por Iris Quintero Zulueta)  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *