Comercio Interior: Acciones para abastecer a la familia cubana en medio de la Covid-19

Comercio Interior: acciones para abastecer a la familia cubana en medio de la Covid-19
El comercio electrónico es una de las soluciones más empleadas por los gobiernos del mundo en medio de la pandemia. Foto: EFE

En estas circunstancias excepcionales el comercio interior cubano busca alternativas para llevar los productos necesarios a todas las familias del país, de manera que nadie quede desamparado.

Sobre las medidas que ha adoptado el sector ante la propagación de la COVID-19, a partir de las propias sugerencias e insatisfacciones de la población, informó este jueves Betsy Díaz Velázquez, ministra de Comercio Interior, durante el espacio televisivo de la Mesa Redonda de este jueves.

«El punto de partida ha sido el análisis de las insatisfacciones de la población y cómo podemos solucionarlas con los recursos que tenemos y de acuerdo con la sostenibilidad que puedan tener las medidas a implementar. Las problemáticas fundamentales han sido sobre el comercio electrónico, los trámites en la oficinas de registro del consumidor y la incorporación de ciertos productos a la libreta de abastecimiento, entre otros», explicó.

LOS PRODUCTOS NECESARIOS DESDE LA CANASTA BÁSICA

Sobre la canasta básica familiar normada, Díaz Velázquez afirmó que la distribución de los granos incorporados el mes de abril se cumplió, así como la venta del pollo sin subsidios, concluida el día primero de este mes. «Aun así hoy tenemos reportadas las afectaciones a 261 mil consumidores que por diferentes causas, de merma entre otras, no obtuvieron el producto, pero ya se está planificando para resolver esta situación», señaló.

Respecto a la venta de la canasta correspondiente al mes de mayo, Díaz Velásquez explicó que se tomó la decisión de autorizarla a partir del 29 de abril, porque todos los factores involucrados ya estaban listos, tanto el transporte como los productos. Además se tuvo en cuenta la demanda del arroz por parte de la población, alimento que depende mayormente de las importaciones y que ahora mismo no está al alcance por la vía de la venta liberada.

«Se ha procurado disponer de las cinco libras normadas de este cereal, además de las dos adicionales que se distribuyen por personas, pero no ha sido posible abastecer por otras vías», afirmó. Igualmente fundamentó que el retraso de algunas bodegas de La Habana en la venta de este mes se debió sobre todo al cambio en la estructura del envase del aceite, el cual ya se está distribuyendo en los últimos municipios de la capital que faltaban. En esa situación también se encuentra el café, que ya ha llegado a nueve territorios de la provincia.

«No fue posible tampoco iniciar la venta el día 29 en el municipio de Santiago de Cuba en varias bodegas, así como tampoco en el territorio de Contramaestre y en el municipio Florida, en Camagüey. Todos los demás comenzaron entre los días 30 de abril y primero y dos de mayo. De manera que se logró compensar el déficit de los productos, como el arroz, que no se encuentran hoy a la venta liberada», precisó.

La Titular del Mincin aseguró, además, que para este mes será posible mantener la venta de pollo sin subsidio para todas las zonas urbanas y suburbanas. En el caso del Plan Turquino, las zonas de difícil acceso tendrán a disposición la carne en conserva habitual, y se mantiene este mes un producto adicional por la venta de la canasta familiar.

Sobre los productos de aseo y de higiene, cuya distribución anterior se realizó a partir de las posibilidades reales, la Ministra señaló que la oferta continúa limitada y como en el mes de abril, en mayo se mantiene la venta del jabón de tocador y el de lavar. «En el caso de la crema dental y el detergente la distribución se realiza en el trimestre. Hoy tenemos una mejor situación con las materias primas para la producción de pasta dental y por tanto, en el mes de mayo se distribuirá este producto al 53% de los clientes pendientes».

En el caso del detergente la situación se mantiene igual. En abril se entregó un 33% y en los meses de mayo y junio se realizará la venta con iguales niveles. “Se les dio la facultad a los Consejos de Defensa que ordenaran esa distribución, por lo tanto, ha sido decisión de los mismos que municipios fueron ya beneficiados», acotó.

«También hemos contado con la alternativa del autoabastecimiento municipal, es decir la contribución de los lugares, donde fuera posible poner algunos productos propios del territorio al alcance de la población vulnerable, por ejemplo. Las iniciativas han variado desde la entrega a embarazadas, niños y ancianos tanto de productos como de módulos completos».

En La Habana, especificó, gracias al esfuerzo de todos los productores se ha llegado a conformar módulos para personas mayores de 65 años, que en total constituyen 400 mil consumidores. Aunque, reconoció, quedan insatisfacciones con factores como la relación entre calidad, variedad y precios, entre otros.

Las otras reservas que destacó Díaz Velázquez, se centran en la disponibilidad de mensajeros a domicilios, la mayoría de los cuales sobrepasan los 65 años, y aun cuando se aúnan esfuerzos para incorporar trabajadores a este servicio para la distribución de los productos a los grupos vulnerables, no se cuenta con el personal necesario.

EL RETO EN LA GASTRONOMÍA

Al referirse a las acciones en el área de la gastronomía, la Titular del Mincin explicó que la prioridad fueron las unidades que prestan servicio al sistema de atención a la familia, de las cuales 1 140 se mantienen activas.

«En la entrega a domicilio, es donde hemos logrado una mayor incorporación de trabajadores de varios sectores, entre ellos educación, del Inder y de cultura. Gracias a estos es que la mayoría de los 70 mil censados que atendemos, hoy reciben los alimentos a domicilio. El resto de las unidades se acogieron a otras modalidades, tanto comida para llevar como entrega a domicilio».

La Ministra de Comercio Interior comentó también sobre las iniciativas para hacer llegar a la población la información sobre estos lugares, donde se pueden encontrar variadas ofertas gastronómicas. «Estamos intentando desarrollar una página web, en la cual se actualicen los servicios que están prestando las unidades, qué productos ofertan, horarios, etcétera. También se ha incorporado la venta móvil, en especial en los días en los que los productos de la canasta básica normada pueden estar terminándose».

En el caso de La Habana se está haciendo el servicio para llevar y las unidades funcionan hasta las ocho de la noche. Betsy Díaz Velázquez afirmó que estas circunstancias han servido para observar el comercio y la gastronomía en la capital desde todos los ángulos, de manera que logren encontrar las alternativas más acertadas para cubrir las necesidades de la población hasta donde sea posible.

OTRAS PROBLEMÁTICAS A LAS QUE MINCIN LES BUSCA ALTERNATIVAS

Los programas priorizados del país como la atención a las embarazadas y a las personas postradas, siguen siendo asegurados. «Existen provincias, donde los módulos a estas personas ya se entrega a domicilio, pero seguimos insatisfechos porque aun cuando hay un censo y tenemos todas las maneras objetivas de localizar a las embarazadas, por ejemplo, cuando se encuentran en su término para la canastilla, no se ha logrado llegar a todas», reconoció.

Igualmente explicó que las problemáticas con las oficinas de registro de consumidor están en su mayoría relacionadas con los trámites que quedaron paralizados, a los cuales se les está buscando una solución.

Tenemos muchos problemas. Existen personas con trámites en proceso, cambios de dirección, otro grupo de direcciones sin legalizar, entre otras. Todas estas problemáticas significan personas que se quedan sin los servicios de la canasta básica o que tienen dificultad para llegar hasta ellos, por la paralización del transporte, etcétera».

No obstante, esclareció que en los casos en los que la persona tiene la dirección en un lugar, y lo que le faltó fue solicitar la baja en el lugar donde estaba originalmente, puede pedirla alguien del núcleo mayor de 16 años y se hace llegar por vía electrónica. Una vez que la persona que recibe el modelo lo lleve a la nueva oficina, se le da el alta.

«En esas circunstancias hemos resuelto más de 4 mil casos. Igualmente de niños, mayores y embarazadas, que permanecen en otros lugares por la paralización del transporte.

En la capital ha existido mucha preocupación por las familias trasladadas por razones de derrumbes, ente otras, y luego de la evaluación correspondiente se han canalizado los trámites para que reciban sus productos en los lugares, donde residen actualmente».

La Ministra concluyó que gracias a la relación y el análisis sistemático entre los diferentes organismos e instancias involucradas en el país se ha logrado llegar con los productos a todos los lugares necesitados, y esto continuará siendo una prioridad más allá de la difícil situación pandémica actual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *