Desde Calimete: La cara oculta de la fiesta azucarera

La fuente causante de la contaminación, según el criterio de los vecinos, derivaba de los residuos provenientes del coloso industrial. Foto: Aida Sotolongo González

Cuando a finales del mes de abril los pobladores del central Jesús Rabí comprobaron la calidad del agua iniciaron las preocupaciones. La cercanía con una de las industrias más importantes de la provincia en la producción de azúcar para el consumo nacional y la exportación suponía la causa de los cambios en el preciado líquido.

“Comprendimos entonces que el pozo estaba contaminado. El agua salía turbia, fétida, con partículas verdosas; su consistencia era gelatinosa, y su color de un amarillo tan fuerte que manchaba las tazas sanitarias y los lavamanos. Por supuesto no podríamos utilizarla en los animales o el riego. Ahora la recibimos mediante carros cisterna que aunque abastecen con regularidad, hasta el momento no resuelve la situación de la totalidad de los pobladores del central por la incapacidad de algunos para almacenarla”, afirma Yoelkys Morales Acosta, residente del poblado.

La fuente causante de la contaminación, según el criterio de los vecinos, derivaba de los residuos provenientes del coloso industrial, aunque Orlando Vandrell Cuello, Director Adjunto de la Empresa Azucarera Matanzas, explicó que “hasta el momento el origen se encuentra por precisar a partir de que cerca de la fuente de abasto se encuentra un criadero de cerdos que pertenece a una persona natural, y varios procesos que se realizan durante la zafra no se utilizaron en la actual campaña”.

Sin embargo, las autoridades medioambientales y de recursos hidráulicos del territorio muestran los resultados obtenidos durante un estudio realizado desde el mes de mayo.

LA CIENCIA TIENE LA ÚLTIMA PALABRA

“A partir de la revisión a una muestra de los pozos que presentaba problemas, concluimos que la calidad del agua estaba dada por los cambios físico-químicos provocados por la descomposición de materia orgánica producto de varios procesos industriales que se realizan en Jesús Rabí, y que con el transcurrir de los años pudo acumularse”, explicó Amaury Anchía Sánchez, Director de la UEB Este Aprovechamiento Hidráulico Matanzas.

Según los especialistas la importancia de frenar la contaminación radica en el alcance que puede tener. La descomposición de la materia orgánica subterránea emite gases hacia la superficie que pueden provocar otras situaciones desagradables como las quemaduras graves producto de una reacción del fuego con el metano, el daño permanente al canal de Soplillar ubicado en la Ciénaga de Zapata, o las alteraciones a las zonas costeras.

Para contener la degradación de los suelos, hace casi una década se concluyó un sistema de lagunas valorado en más de un millón de dólares que utilizando técnicas de impermeabilización permitiría purificar los residuales y utilizar el agua resultante de este proceso para el riego y fertilización de las plantaciones cañeras.

El complejo de piscina colapsó porque se diseñó para procesar un volumen determinado de sustancias que resultó insuficiente al incrementarse la capacidad de molida de la industria. Foto: Aida Sotolongo González

Oscar Luis García Peña, Jefe de riego en la UEB de Atención a productores Jesús Rabí, comenta que el complejo de piscina colapsó “porque se diseñó para procesar un volumen determinado de sustancias que resultó insuficiente al incrementarse la capacidad de molida de la industria, así como las producciones de mieles y alcoholes, lo cual provocó la obstrucción de los conductores”.

“La dirección de Azcuba determinó construir un nuevo proyecto de tratamiento a los residuales con técnicas modernas donde se tendrá en cuenta además, las sustancias de desechos que pueda generar la Bioeléctrica que se edifica en áreas del central”, agregó.

Para Milaida Hernández Álvarez, Especialista municipal en gestión integral de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente (Citma), urge tomar medidas a tiempo.

“Existe presencia de grasas e hidrocarburos, ácido clorhídrico, potasa, cachaza y todo tipo de residuos con un alto contenido de azúcar que al infiltrarse al manto freático pueden producir entre otros afectaciones a la salud humana, la contaminación de la cuenca Hanábana, la pérdida de la biodiversidad biológica, la degradación de los suelos y por consiguiente la disminución de las producciones”.

Además pudiera considerarse que de no contener a tiempo la contaminación, se pondría en peligro el plan del Estado para enfrentar los efectos del cambio climático en el cual el municipio Calimete constituye uno de los cinco priorizados en la provincia pues garantiza la seguridad alimentaria del país gracias a sus tierras fértiles y abundante agua subterránea.

MIENTRAS TANTO, EN EL RABÍ…

El agua para el consumo humano, que aumenta su demanda en tiempos de Covid-19, se obtiene mediante carros cisternas que abastecen a más de 1900 habitantes. Foto: Aida Sotolongo González

En medio de varios estudios e investigaciones, la población es quien sufre en mayor cuantía las consecuencias. Hasta el momento, según Vandrell Cuello se restableció el bombeo de agua con el pozo de la Empresa Azucarera que se utiliza solo para labores de higienización. El resto del líquido imprescindible, que aumenta su demanda en tiempos de Covid-19, se obtiene mediante carros cisternas que abastecen a más de 1900 habitantes.

Arturo Hernández Echeverría, Director UEB Acueductos y Alcantarillados de Calimete, anunció que gracias a las gestiones de los diferentes organismos del territorio varios carros acopian agua al ciento por ciento de la población del Rabí. Sin embargo ante la ausencia de depósitos para almacenarla no se distribuye diariamente, sino que se realiza martes, jueves, sábados y domingos, que provoca un gasto mayor de combustible y de los equipos de las unidades productoras que afectan su servicio social para apoyar la red

LA META: PROTEGER LA VIDA

En busca de otra fuente de abasto de agua potable, durante la primera mitad del mes de junio se perforó un nuevo pozo comprobándose que como el actual, no se encuentra apto para el consumo humano.

Urge entonces que las entidades responsables adopten estrategias a corto plazo aprovechando el período de receso de la fiesta del azúcar y la caña en aras de frenar la contaminación del suelo para propiciar su recuperación paulatina.

Prestar atención hoy a problemas con escasa importancia aparentemente, posibilitará que en el futuro contemos con alimentos sanos y una excelente salud, pues somos resultado de aquello que bebemos y consumimos. ( Por: Aida Sotolongo González y Arletis Arango Oña)

3 comentarios sobre “Desde Calimete: La cara oculta de la fiesta azucarera

  • Avatar
    el 24 junio, 2020 a las 5:19 pm
    Permalink

    Gracias Aida por ser la voz del pueblo. Hace mucho que los habitantes de Jesús Rabí están viviendo esta situación con el agua. Ojalá y ahora se haga algo. El pueblo es el que sufre y se ve afectado.

    Respuesta
  • Avatar
    el 23 junio, 2020 a las 6:14 pm
    Permalink

    Por favor emití un comentario sobre la situación de la contaminación de pozo de agua del central Jesús Rabí ,y al tocar publicar comentario ,salió que hubo error y se publicó doble,hice el comentario porque soy matancero y siento lo que perjudique a los matanceros. En varias oportunidades visité ese destacado central al que le guardo cariño azucarero.

    Respuesta
  • Avatar
    el 23 junio, 2020 a las 6:06 pm
    Permalink

    Felicito a la periodista por tan interesante y necesario reportaje pues esa es la función del periódico,el pueblo es el que siempre se perjudica y más en este siglo 21 , y la lucha contra el cambio climático ,pregunto se va a resolver la grave situación de los vecinos con la contaminación del agua ,se determinó con todos los factores la fecha de inicio y terminación del proyecto ,porque con la escaces cada día más grave del agua la poca lluvia cada vez menos ,que se van a hacer la comunidad ,porque ahorita viene la próxima zafra,después no le vayan a echar la culpa al bloqueo ,y por favor periodista siga este evento y pásalo a los diarios nacionales ,no puede haber tregua con estas anormalidades,saludo cuídese

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *