Desde el barrio, cultiva cada pedacito de tierra para producir alimentos

La agricultura urbana y suburbana es esencial para poder avanzar en la producción de alimentos.

La producción de alimentos es hoy un tema central en la economía cubana. Cómo sustituir importaciones, qué hacer para abaratar costos y lograr una soberanía alimentaria, cómo lograr minimizar los efectos del bloqueo económico, comercial y financiero que afecta a nuestro país. Para enfrentar los retos agrícolas del futuro se hace necesario articular en el presente iniciativas sustentables que logren resistir los desafíos de la Covid-19.

En el caso de Cuba esto significa continuar la política de desarrollo local que refrendaron los lineamientos del Partido . Desde 1987 los cubanos conocemos de cerca el movimiento de la agricultura familiar, entre otras alternativas como la agricultura urbana y suburbana surgidas en un momento de imperiosa necesidad como lo fue el Período Especial. En la actualidad debemos reforzar esa tradición heredada de cubano a cubano, potenciando la producción de alimentos en pequeñas áreas con amplio sentido de autoabastecimiento alimentario para el beneficio de la familia y la contribución a la economía del país. 

Hay que destacar las ventajas de producir en pequeñas áreas de tierra o espacios urbanos vacíos, como son patios de cualquier tamaño que posean tierra fértil, así como parcelas alrededor de la vivienda o cercanas a ella, terrazas amplias en casas o edificios y en las zonas más urbanas producir en balcones amplios o en pequeñas azoteas, ya sean de casas aisladas o edificios. En estos pedacitos de tierra se obtienen hortalizas, frutas, condimentos, viandas y sobre todo  potenciar la siembra de plátano, plantas medicinales y aromáticas, con mayores valores nutricionales utilizando métodos naturales orgánicos libres de químicos tóxicos .

La agricultura urbana y suburbana es esencial para poder avanzar en la producción de alimentos y el manejo sostenible, lo que permitirá la forma más sencilla y económica de lograr el autoabastecimiento local, un asunto estratégico para la soberanía alimentaria que debemos alcanzar. Al decir de Fidel Castro Ruz, darle duro en la agricultura a los yanquis es derrotar el arma principal, o una de las armas principales, que ha estado empleando contra nuestra Revolución, que es el arma del bloqueo económico, es decir, el arma del hambre.  (Por Marta Fernández Álvarez)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *