Viernes, 25 de mayo de 2018

Añadir nuevo comentario

Elvia de Dios: «Comprender las múltiples identidades pondría fin a la discriminación»

Versión para impresiónVersión en PDF
Elvia de Dios: «Comprender las múltiples identidades pondría fin a la discriminación»

 

Fisióloga de profesión y máster en salud mental la doctora Elvia de Dios, atesora más de 10 años en la atención especializada a personas trans. Labora en el  Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) donde interviene en el programa de atención integral a transexuales en Cuba y es la especialista principal del programa cubano de salud sexual.

 

- ¿Cuáles son los principales prejuicios que enfrentan las personas con trans identidades en la sociedad cubana actual?

 

- En primer lugar la nuestra es una sociedad construida desde el binarismo de género, donde solamente se concibe el ser mujer u hombre, y por tanto no se acepta a una persona que transgreda esas normas, o que se perciba de manera diferente a lo que indican, para el binarismo de género, los órganos genitales. La familia tampoco los acepta, aunque creo que hemos avanzado en ese sentido. Hasta hace algún tiempo, las personas con trans identidades eran expulsadas del hogar, ahora también, pero básicamente se observa una tolerancia en la convivencia, aunque sin total aceptación, salvo algunos casos. Creo que hacia el interior del país la homofobia y la transfobia son más fuertes.

 

“Existen casos en que las madres entienden que sus hijos e hijas sean homosexuales pero no transexuales. Aquí citamos a muchas familias a las consultas y hacemos actividades educativas. Se aprecia una mayor asistencia de las madres con respecto a los padres, resultado del propio patriarcado. También existen casos de violencia física y de violencia psicológica desde la propia infancia. En la escuela los maestros por lo general entienden esta situación pero los compañeros de aula se burlan, en mayor medida de los casos de mujeres trans. Es una situación tan grave que a veces tienen que dejar los estudios, vemos por ejemplo que la mayoría de las personas trans tienen 9no grado de escolaridad. Por otro lado el hecho de que los obligan a vestirse de acuerdo con su sexo biológico también los afecta, no solo en la escuela sino también en la vida laboral”.

 

-¿Cómo desarrollan en el CENESEX la atención integral a personas trans?

 

- Este proceso consta de un equipo multidisciplinario, integrado por el equipo de salud mental, un equipo de endocrinología, básico en este proceso, teniendo en cuenta que las mayores demandas son en esta área de atención, y el equipo de cirujanos. Pero además contamos con sociólogos y juristas. Hasta el momento nos hemos ajustado a los estándares y normas internacionales para la atención a la salud de las personas transexuales y transgénero que pasan primeramente por la atención de salud mental, y continúan por el resto de los equipos anteriormente mencionados.

 

-Es conocido que el centro desarrolla además un proceso de acompañamiento escolar y laboral con el objetivo de educar a la sociedad en los diferentes ámbitos ¿En qué consiste este proceso?

 

- Se trata de un proceso denominado de acompañamiento por sus características, utilizado en nuestro país, para prestar ayuda presencial o psicológica a estas personas, e intentar que el rechazo y la discriminación sean menos dolorosos. Tratamos de dotar a las personas trans de recursos que refuercen su autoestima para que enfrenten con seguridad estos procesos de desintegración. En ocasiones asistimos a las escuelas, realizamos intervenciones con el claustro de profesores y los estudiantes para educarlos en ese sentido. Hemos tenido resultados positivos, incluso hemos logrado que algunos de nuestros casos puedan vestirse con el uniforme acorde a su identidad de género.

 

“También realizamos intervenciones laborales con los directivos para establecer que se cumpla el derecho laboral a la no discriminación por motivos de género, y el derecho a la libre expresión sexual. A muchas de las personas trans que acuden al centro se les imponen trabas administrativas relacionadas con esa trans identidad y fundamentalmente con el vestuario, exigiéndoles que se adecue a su sexo biológico”.

 

-¿Existe un rango de edades en que las personas con identidades trans comienzan a solicitar este tipo de atención?

 

- Generalmente los recibimos en la adolescencia aunque en algunos servicios hemos recibido reportes de niños con trans identidades atendidos por nuestros equipos. En los niños resulta un proceso complicado porque podemos apreciar diferentes expresiones de disconformidad con su género y no necesariamente tienen que ver con las trans identidades.

 

“La mayoría de los casos que recibimos aquí son adolescentes que están en una etapa de tránsito, de confusión que a veces no entienden lo que les está pasando, y que muchas veces no han tenido una expresión previa de esa trans identidad. Algunos confunden la identidad de género con la orientación sexual y llegan aquí pensando que son homosexuales.

 

“Nuestra labor es proporcionarles la información, educarlos para que ellos mismos se comprendan y se auto perciban como realmente son”.

 

-¿Constan en el resto del país equipos multidisciplinarios con estas características?

 

- En estos momentos solo en Santiago de Cuba. Actualmente estamos en un proceso de descentralización de la atención, fundamentalmente en la atención endocrinológica, es decir estamos intentando extender a otras provincias los tratamientos hormonales de feminización o de masculinización. Estamos trabajando en un proceso de capacitación fundamentalmente en la provincia de Villa Clara para continuar extendiendo este tipo de servicios. Lo que indudablemente todavía las cirugías  van seguir siendo aquí.

 

-¿Con respecto a la cirugía de readecuación genital, cómo puede una persona trans acceder ella?

 

- Los transexuales la demandan y como requisito se exige un consentimiento informado, a partir de las propias características del proceso que es irreversible. Este consentimiento también se realiza con los tratamientos hormonales.

 

 “Se trata de proceso quirúrgico muy complicado, con características de riesgo, tales como la estenosis en el caso de la vaginoplastia. Muchas de ellas deciden no operarse a partir de estas complicaciones y otro gran grupo de casos alegan querer operarse para terminar con el proceso de discriminación social”.

 

-¿En qué consiste el término disforia de género?

 

- Primeramente aparecía asociado al trastorno de la identidad de género, o sea, era justamente el que la persona tuviera los genitales de un tipo y que no aceptaba ese género que le fue asignado al nacer. Esta definición acuñaba directamente una patología, lo cual no es correcto, porque precisamente desde la ciencia se ha demostrado que ello no constituye una enfermedad, aunque gran parte de la sociedad lo perciba de esa forma.

 

“El término disforia de género, significa disconformidad con el género que se le asignó en base a sus genitales. Es un término de inclusión reciente, fue incluido en el 2014 en el glosario norteamericano, precisamente por la tendencia internacional que existe a depatologizar las trans identidades”.

 

-En su opinión ¿cuáles serían los principales retos para la integración desprejuiciada de las personas trans?

 

- En primer lugar hay que entender que son personas, entender que hay muchas identidades, yo creo que cuando la sociedad comprenda que las identidades son múltiples se acaba la discriminación. 

 

 

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Identifican a 56 víctimas de la tragedia aérea

Raúl Torres - Laureles y Olivos

MATANZAS-325.jpg

 

CANCIÓN OFICIAL

logo-elecciones-generales-2017-2018-750x470.jpg