Martes, 19 de septiembre de 2017

Confesiones sobre un celular

Versión para impresiónVersión en PDF
Confesiones sobre un celular

 

Desde hace semanas un amigo de la juventud se desahogó, o mejor, se confesó sobre la situación que le había originado una de las más recientes creaciones para la comunicación humana: el celular o móvil, que comoquiera se denomine, lo tenía al borde del desgarro espiritual.

 

 

Anteponía la adquisición de un celular moderno con muchas cosas que muchos (fíjense cómo se repite el vocablo con sentido de cantidad) conocían bien para utilizarlas a su antojo.

 

 

“Yo –me escribió- escasamente sé encenderlo, bajarle o subirle el volumen, escuchar llamadas, hacerlas y oír mensajes. Lo tengo desde el jueves y lo que mencione que puedo hacer fue aprendido gota a gota.”

 

 

Y con estos pesares de la modernidad, continuó mi fraterno amigo del yumurino Parque de La Libertad: “Paso el dedo para buscar una cosa y me salen 45 que no sé qué son, ni como quitarlas, y entonces vuelvo a apagar el teléfono para que salga la primera pantalla.

 

 

“La linterna se me ha encendido dos veces, una fue ayer, a plena luz del día  y llegando al trabajo. No sé por qué fue. Estaba en el bolsillo de la camisa. Parece que algo toqué. Ayer sucedió lo mismo y por suerte entre en una shopping y Rogelito, un amigo me enseñó a apagarlo.”

 

 

Sobre su estado casi demencial continuó mi amigo: ”Les digo que me tiene al borde de la locura y lo tengo porque no queda más remedio. Tiene IMO que no sé qué es. Una camarita que no sé dónde está, ni cómo encenderla o apagarla. Te ruego no me llames por ahora. Imagínate que lo hagas, aprieta un botón y de pronto me salga quién sabe… Envié un texto a un amigo y parecía haber escrito en chino, porque salió cualquier cantidad de letras diferentes a las que apreté, pero borrarlas me daba mucho trabajo, las mandé así mismo y que él adivinara lo que quise decir.”

 

 

Para finalizar su avergonzada misiva se vertió completamente: “¡¡¡¡¡Hasta vergüenza me proporciona ver por la calle a ancianos, a niños!!!!!, con los celulares en las manos haciendo miles de cosas con ellos…Y yo en la parada de la guagua, me voy a celulalfabetizar…¡Le ronca el mango!

 

 

 

 

  

 

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

¿QUIERES VER UNA IMPRESIONANTE CIUDAD DE MATANZAS EN HD?