Domingo, 25 de febrero de 2018

Historias humanas: Leyendas matanceras

Versión para impresiónVersión en PDF
Historias humanas: Leyendas matanceras

 

Aunque las ocho letras que forman su nombre no presagian un significado de felicidad, la ciudad de Matanzas es uno de los espacios del archipiélago cubano con más poesía y leyendas.

 

La literatura guarda los más variados géneros, entre los que sobresale la leyenda: producto de la imaginación que convierte fantasía en seres vivientes. Utiliza lo fugaz de la creación para perpetuarla en la memoria.

 

¿Quién no ha conocido del aborigen cuyo grito postrero bautizó la corriente que hoy conocemos por Yumurí o de la gaviota del San Juan, que en otra dimensión fue la joven frustrada de un amor?

 

No existe un escribidor, por muy precaria que sea su obra, que no haya dedicado adjetivos y fantasías para llenar cada uno de sus rincones.

 

Con un contenido de realidad pudieron haberse instrumentado algunas de esas narraciones: la necrópolis yumurina cuenta varias, entre ellas la de la apuesta de pasar una noche en el sacrosanto lugar, pero dejar una huella. La noche fría, pero el apostador llegó puntual. Las tinieblas inundaban el ámbito pero insertó un clavo en el suelo y cuando se fue a levantar algo muy fuerte lo sujetaba: el susto lo aniquiló.

 

Por la mañana, el celador del cementerio comentaba que el apostador había clavado su propio abrigo.

 

Y los caminos del misterio son fecundos, pues por mucho tiempo se comentó que en el viaje terminal hasta el cementerio de los antiguos tranvías siempre viajaban muy juntas dos figuras de jóvenes fallecidas en el trágico accidente de un ómnibus urbano. Nada que el imaginario se nutrió de quienes juraban haberlas visto en más de una oportunidad.

 

Hasta de fortunas perdidas se habló en pura literatura ficticia, cuando se supuso un homicidio por celos en la zona de El Pocito, carretera que conduce a la localidad de Corral Nuevo.

 

El Teatro Sauto en más de una ocasión ha servido de base para aparecidos, solo sin cadenas para hacer ruidos. Este icónico coliseo guardará siempre motivos para novedades del más allá, con una historia rica de anécdotas, hechos y acontecimientos verdaderos.

 

La Loma del Pan, la desaparecida Plaza del Mercado, las vetustas calles de Río, el céntrico Parque de La Libertad y su próximo de la Catedral, la Ermita de Monserrate, la bahía, los Molinos en el río San Juan, el Castillo de San Severino, el muelle Real (hoy parte del Viaducto), cuartel Goicuría y otros puntos citadinos, también conforman el elenco incitador para estas escrituras tan recreativas.

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Raúl Torres - Laureles y Olivos

MATANZAS-325.jpg

 

CANCIÓN OFICIAL

logo-elecciones-generales-2017-2018-750x470.jpg