Sábado, 21 de octubre de 2017

Los Gangá Longobá llegaron para quedarse

Versión para impresiónVersión en PDF

¿Quién diría que el matriarcado sería una de las principales características de una religión que data del siglo XIX? ¿Cómo llegó a Cuba esa tradición? ¿Cómo a pesar de los años esta religión se mantiene vigente? ¿Cuáles son sus deidades?

Un torbellino de preguntas azotan cuando retumba el nombre de Gangà Longobà, palabras que pertenecen a un dialecto prácticamente desconocido para estas generaciones, pero que  unos pocos defienden y se consagraron a mantener vivo el legado de sus antecesores.

Semilla nuestra

La semilla de los Gangà germinó en Cuba con la llegada de los antepasados de FlorindaDiago, una esclava de la finca Santa Elena que nunca imaginó que la religión que practicaba se mantendría hasta nuestros días y que esta isla tendría el privilegio de contar con la única herencia Gangà Longobà existente en América Latina.

Esta negra fue una de los miles de esclavos africanos que arribaron al país al inicio de la colonización hispánica para ser explotados brutalmente.

"A pesar de encontrarse en tierras extranjeras los esclavos mantuvieron su religión. El dueño del ingenio, muy cercano al municipio de Perico, en la occidental provincia de Matanzas, les permitía celebrar sus días festivos y cantar a sus dioses. Crearon el cabildo gangà y a través de los ritos conservaron el arte de su etnia.

En 1886 se abolió la esclavitud, los practicantes del culto se trasladaron a la calle de Clemente Gómez en Perico, territorio en el que aún permanecen y atesora como suyo una tradición que llegó desde el lejano continente africano", aseguró Caridad Díaz, historiadora de esta localidad.

Durante seis décadas Florinda mantuvo su casa templo en esa dirección, aunque posteriormente se trasladó a Pedro Arrieta, lugar que por más de un siglo atesora los cultos religiosos de los gangà.

Ayer y hoy

En la actualidad no existe huella de los antiguos cabildos ni de las casas templo, con la única excepción del Grupo Portador Gangà Longobà del municipio de Perico, fundado el 20 de junio de 1983, con motivo de un homenaje a Florinda Diago por su cumpleaños.

Al decir de Rosario Pino, directora del museo “Constantino Barredo” de Perico, esta religión es netamente familiar, pasada de padres a hijos ypredomina el matriarcado. Es un culto cerrado. En los inicios del grupo bailaban en círculo solamente los familiares y personas muy relacionadas con ellos.

Este grupo folclórico mantiene la tradición de interpretar los cantos en dialecto africano, aunque presentan variantes en español.

La única celebración ritual festiva que realizan en esta época se desarrolla el 17 de diciembre y está dedicada a Yebbé (que en el sincretismo es SanLázaro), dueño de la tierra y de sus frutos, de las enfermedades y, por ende, de la capacidad de curarlas.

Los sobrinos y nietos de la primera matriarca de la familia, son los que tocan y cantan en cada presentación, pues entre los Gangà Longobà no existe iniciación religiosa, de ahí que la persona que no pertenezca a la familia no puede incorporarse al culto, ni ser poseído por las deidades gangà.

Entre los miembros más jóvenes de la familia, en los últimos años se produjo una emigración hacia otros cultos religiosos, aunque se conserva la creencia y el respeto hacia las prácticas gangà, afirmó Elvira Fumero Añì, una de las integrantes más longevas de esta religión.

Elvira es una de las pocas integrantes que conoce cada uno de los cantos pertenecientes a su religión y como consecuencia de su edad y al miedo a perder la tradición, fue necesario transcribir la letra de las canciones utilizadas en el culto, así afirmó Humberto Casanova, quien es tataranieto de la primera esclava de la familia Diago que tuvo una casa templo gangà, Florinda.

El Grupo Portador Gangà Longobà, para el municipio de Perico representa la presencia viva de la cultura africana. Las diferentes instituciones como lo es la Dirección de Cultura están interesadas en conservar esta tradición que según investigaciones es la única se su tipo en Cuba y también en el continente, así afirmó la historiadora de la localidad.

Podría pensarse que el destino de sus prácticas mágico-religiosas continúa su camino de mezcla con otras manifestaciones religiosas hasta desaparecer, debido a que no existen grupos reproductores, pero la conservación de esta tradición es una tarea nada fácil, aunque no imposible.

¿QUIERES VER UNA IMPRESIONANTE CIUDAD DE MATANZAS EN HD?

 

logo-elecciones-generales-2017-2018-750x470.jpg