Sábado, 16 de diciembre de 2017

Béisbol cubano: Reflexiones casi en el ecuador

Versión para impresiónVersión en PDF
Béisbol cubano: Reflexiones casi en el ecuador

Estamos casi en la mitad del calendario regular de la primera fase y dos cosas sobresalen sobre el resto, el excelente paso de Pinar del Río y Las Tunas, y la recuperación de otros dos Grandes: Industriales y Santiago de Cuba.

 

Todavía muchos, entre quienes me incluyo, no encuentran explicación lógica a que los pinareños no hayan podido avanzar el pasado año ni siquiera a la segunda ronda, porque cuentan con el mejor cuerpo de serpentineros del país, y una ofensiva nada estridente, pero cumplidora.

 

Menos de 12 meses han pasado y, cambio de director mediante, la lógica ha vuelto a imponerse, y la tropa de la más occidental de las provincias cubanas manda con comodidad en la actual Serie Nacional de Béisbol.

 

Precisamente desde el box se apuntala el éxito de los pativerdes, único conjunto que promedia menos de tres carreras limpias por juego, con un aceptable .288 de promedio ofensivo y, no pierdan de vista esto, apenas ¡seis boletos! en 21 desafíos compilados.

 

En cuanto a la nómina tunera, al parecer ahora más cohesionada, ha logrado completar muchos “poquitos” que le faltaron en años anteriores para ganar esos juegos apretados que la han costado incluso en postemporadas, y parece encaminado a lograr la clasificación a la segunda ronda de manera directa. Marchan terceros en bateo y sextos en pitcheo, por debajo de cuatro limpias, sobre la media del campeonato.

 

En cuanto a Industriales, aunque sigue improvisando constantemente la alineación porque no hay muchos rendimientos estables, ha logrado imponerse en casi todas las subseries y también luce con posibilidades de obtener el boleto a la siguiente instancia, de la cual faltaron por primera vez el pasado año. Su punto flaco sigue estando en la lomita, pero sobre todo por parte de los relevistas, pues los abridores han cumplido en la mayoría de los encuentros.

 

Por último, Santiago, que hace rato nos debe titulares, parece que este año dará batalla. No se puede esperar en este caso un progreso muy grande porque la sub-23 es una cosa y la Serie Nacional otra, pero lo primero es creérselo, y Orestes Kindelán ha logrado eso con sus pupilos. Aquí se han invertido los papeles, pues están mejor sus serpentineros que sus bateadores, pero estos últimos seguramente apretarán el paso más adelante.

 

En el capítulo negativo hay que colocar a Isla de la Juventud, que al parecer verá rota su increíble racha de no faltar nunca a la selección de refuerzos, privilegio que sostendría solamente Matanzas, mientras que todavía el campeón Granma, Villa Clara y Holguín, señalados por muchos especialistas como candidatos a sobrevivir estos primeros 45 juegos, se mantiene con opciones.

 

De cualquier manera, tienen que apretar el paso YA, sobre todo los Naranjas, que pierden más de lo que ganan hasta ahora. (Lemay Padrón Oliveros--Cubasí)

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Raúl Torres - Laureles y Olivos

 

logo-elecciones-generales-2017-2018-750x470.jpg

Encuesta

Tras la inclusión de Góngora, ¿cómo reforzarías a los Cocodrilos rumbo al play-off de la 57SNB?