Sábado, 16 de diciembre de 2017

Juan Cruz, sueños y maldades

Versión para impresiónVersión en PDF
 Juan Cruz Llanes está ligado sólidamente al deporte.

Desde bien pequeño la vida de Juan Cruz Llanes está ligada sólidamente al deporte, en particular a la especialidad de campo y pista, el atletismo, con preferencia por las modalidades de medio fondo y fondo, en las que en la actualidad ejercita conocimiento y experiencia en la enseñanza de jóvenes con inclinación por las competencias de largo aliento.

 

Sorprendió al decir que desde los ocho años comenzó en estos trajines. Es comprensible al asegurar que desde entonces, con los muchachos de la cuadra, jugaba por lo general a la carreras de todo tipo, día y noche. Hasta se le escapaba a Iris y Axel, sus padres, para los terraplenes cercanos.

 

Con media sonrisa en los labios dijo: “aquellas andanzas callejeras me costaron “dormir caliente” en no pocas ocasiones. Por ello digo que nací corredor”.     

    

La sencillez es una de las cualidades que identifican a este hombre, vecino de Monserrate, entre Santa Isabel y Tenazas, barrio de Pueblo Nuevo. Por ello resultó difícil que accediera a la entrevista, lograda luego de coincidir en una de las zapaterías citadinas.

 

Para los no seguidores de las mencionadas carreras, el medio fondo comprende distancias entre los cinco y 21 kilómetros, y el fondo de 42 km.

 

NOSTALGIA PERENNE

 

Entre las nostalgias que todavía le quedan como atleta se hallan el no haber concurrido a los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Puerto Rico-1966 que pasaron a la historia como los Juegos de la Dignidad porque a pesar de los obstáculos puestos por el gobierno de Estados Unidos a la delegación cubana para impedir su participación, los antillanos lograron su presencia.

 

“Días antes del importante evento regional participé en unas competencias eliminatorias como invitado, en los mil 500 metros, y llegué en segundo lugar con 4:03;75 minutos, solo precedido de Lázaro Valdés, quien registró 4:01;00, y no me incluyeron entre los que asistirían a la cita del Istmo.

 

“Aquello dolió, no comprendía tal decisión, pero tuve que aceptarlo. Llevaron a un corredor que estaba en la preselección nacional, por lo que regresé a Matanzas y continué estudios en el politécnico Enrique Hart, donde me gradué de técnico medio en la especialidad agrícola de atención a la caña de azúcar”.

 

Pasados dos años fue llamado al equipo nacional, debido a sus resultados en los múltiples eventos locales en los que intervino, como Copas Cuba, Memorial Brunet y el Barrientos. E incluyó, además, una gira por la extinta Unión Soviética, con visitas a Riga, Kiev, Sochi y Leningrado, en las que compartió el podio con atletas locales y foráneos al ocupar varias veces segundo y tercer lugares en 800 metros.

 

En 1970 se cumpliría el sueño malogrado cuatro años antes, al integrar la comitiva para los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Panamá en los que disputó la final en los 1 500 metros, con un meritorio cuarto puesto.

 

“Quería que me dejaran correr en los 800 metros, pero los técnicos me lo impidieron. Esta era mi especialidad de mejores resultados, pues llegué a hacer el trayecto en 1:49; 85”. Al decir esto estaba dibujado en su rostro similar nostalgia a aquellos momentos en que recibió el rotundo no desalentador.

 

Con el decurso Cruz Llanes mantuvo su apego a su especialidad, como en 1982, en los Juegos regionales celebrados en la Capital y Santiago de Cuba, con un tercer puesto en los 3 000 metros con obstáculos. “En ese tiempo era entrenador y participante”, como muestra de respeto y amor por el atletismo.

 

“Tuve entre los adversarios al limonareño José Cobo, el más valiosos de su época en 1 500 y 3 000 c/o, al que en no pocas oportunidades ‘pisé los talones’, para orgullo personal”.

 

Al hablar de ello recuerda la vez que en el estadio Juan Abrahantes, de la capital, un perro se le acercó y no lo dejó tranquilo hasta la meta. “Paraba y él también lo hacía. Aquello hacía reír a los demás, pero yo no sabía si cargarlo o asustarlo. Iba por mi mejor resultado en 800 metros, pero no pude”, dijo afligido.   

 

GÉNESIS Y ACTUALIDAD 

 

Acerca de sus raíces en la modalidad atlética explicó que su primer entrenador fue Adalberto Padilla, con el cual acudió a los I y II Juegos Escolares Nacionales. “En estos últimos implanté récord para el país en los mil 200 metros lisos, con tiempo de 3:19; 25. La competencia se desarrolló en la pista del estadio Pedro Marrero, de La Habana. La marca prevaleció por siete años”.

 

De pronto, da un giro de 360 grados, y llega a lo que muchos pudieran considerar su ocaso, pero no fue así, porque nunca ha colgado los pinchos.

 

“Con varios grupos participé en maratones, incluidos aquellos por el regreso de Elián y los Cinco Héroes Cubanos, así como en saludo al cumpleaños de nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

 

“Desde hace casi tres décadas funge como profesor, como ahora en el Ateneo Deportivo Aurelio Janet, cuya pista, se queja, no tiene condiciones para esta labor de enseñanza por estar en muy malas condiciones, pero es la que tenemos y hay que forjar el presente y futuro”.

 

La matrícula es de 16 atletas, liderados por Marlon Enríquez, Edelso Gallardo, Adrián Rodríguez, Marcos Hernández y Raúl Castro, quienes que “el propósito es seguir las instrucciones del ´profe’, para obtener la técnica adecuada en salidas, pasos, estabilidad y Legada”. ¿Nada más, pregunto? “Ah, también respeto y disciplina”.

 

Dejo entre su muchachos a este entrenador casi anónimo entre quienes aman el deporte rey, pero que en lo adelante sabrán de su ejecutoria para forjar otros como él en la batallas de largo aliento en las pistas, y también en la vida.  (Foto: Ramón Pacheco Salazar)

 

 

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Raúl Torres - Laureles y Olivos

 

logo-elecciones-generales-2017-2018-750x470.jpg

Encuesta

Tras la inclusión de Góngora, ¿cómo reforzarías a los Cocodrilos rumbo al play-off de la 57SNB?