Sábado, 16 de diciembre de 2017

Aniversario 325: Que en Matanzas la escoba barra bien

Versión para impresiónVersión en PDF
 Que en Matanzas la escoba barra bien

“Escobita nueva barre bien”, versa el refrán popular convertido  en cliché de nuestra cotidianidad. Lo peor es que este mal sobrepasa las historias sobre el nuevo directivo que con el tiempo borra los castillos pintados en el aire, la nuera con cara de ángel cuya suegra asegura no tardará en sacar las uñas o el príncipe azul que tantas veces se destiñe. El asunto que hoy nos ocupa logra volverse familiar, es capaz de trascender las fronteras del hogar y ser el rostro de nuestros buenos días.

 

La estabilidad de las propuestas recreativas parece sucumbir ante las parábolas de una montaña rusa cuyo descenso, por lo general, marca el final del recorrido. Por eso cada vez es mayor el número de miradas escépticas tras la apertura de algún espectáculo, área de disfrute o establecimiento. 

 

Mantener los índices de aceptación de los primeros días no es cosa de juego, requiere mucha constancia y creatividad. La primera imagen no suele ser el motivo de los clientes o espectadores para regresar hasta el hastío.

 

Permanecer en la cima es lo difícil. Quizás debido a ese grado de complejidad, iniciativas tan necesarias como el Sábado en la Atenas, no superan hoy las expectativas de sus inicios, a pesar de los acertados intentos. Y es que garantizar la apertura de las tiendas de Matanzas hasta altas horas de la noche constituye solo un escalón ante las exigencias de un pueblo ávido de opciones para el ocio.

 

Digan lo que digan, a los matanceros les corre por las venas, esa pasión por las artes capaz de bautizar la ciudad años atrás como la Atenas de Cuba, aunque no se puede negar que el silencio de tantos años ha sumido a algunos en un estado de apatía. Sin embargo, el problema halla además otros factores como el todavía insuficiente número de propuestas, su divulgación y transporte.

 

La irregularidad y demora de este último, diría yo, constituye el elemento más importante y condiciona el escaso público asistente a las actividades, eso sin olvidar el prolongado sueño de nuestro Teatro Sauto, que acogerá al auditorio con grandes galas, gracias a la minuciosa reparación de sus salones, pero nos ha privado por mucho tiempo del esplendor y la efusividad respirada en las noches de funciones.

 

Sin embargo, mientras aguardamos por su apertura, las calles pueden servir de escenario, así lo atestiguan los acogidos  encuentros internacionales del danzón, organizados por el joven Etiel Failde, o  las jornadas de teatro callejero, celebradas en la urbe.

 

Por su parte espacios como El Bolerazo, las exquisitas y asequibles ofertas de la Cueva de Bellamar o la renovada imagen de El Bahía y Monserrate, reciben la gratitud de sus adeptos.

 

Lejos de criticar lo que hasta ahora se ha logrado, la intención del presente comentario es incentivar la búsqueda de nuevas iniciativas, sin dejar morir las primeras. A estas alturas ya muchos se preguntan qué pasó con las Estatuas Vivientes de la calle Medio o a las ventas de las tiendas en los portales.

 

¿Y por qué no llenar de colores la principal arteria comercial con la presencia de zanqueros o proyectos culturales, en lugar de permitir la proliferación de kioscos de mal gusto que preferiblemente podrían ocupar un  espacio en la calle Narváez? Desviar hacia allí la atención de los transeúntes puede ser un reto, pero cumplirlo sin perder la estética y uniformidad podría merecer la aprobación de tantos matanceros disgustados por el rostro que hoy exhibe la ciudad.

 

El pueblo matancero, está harto de propuestas, cuya calidad no perdura. Pienso entonces en la heladería La Confitera, el Cibercafé, la Casa del Perro, por solo citar algunos ejemplos del sector gastronómico.

 

La organización, higiene y cultura del detalle o buen trato marcan los criterios de un público cada día más exigente para el cual la constancia deviene requisito indispensable con tal de que en la urbe yumurina, antes y después de su aniversario 325, nuestra “escoba barra bien”.

 

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Raúl Torres - Laureles y Olivos

 

logo-elecciones-generales-2017-2018-750x470.jpg

Encuesta

Tras la inclusión de Góngora, ¿cómo reforzarías a los Cocodrilos rumbo al play-off de la 57SNB?