Eusebio Leal: su bregar por Matanzas

Este ha sido un año triste, no solo por la Covid; sino porque la muerte nos ha visitado, tan implacable como triste, más de la común. Este viernes 31 de julio del 2020 falleció en la ciudad que amó y cuidó solo como un padre quiere a una hija, Eusebio Leal Spengler, Historiador de La Habana.

Diferentes personalidades de Matanzas relacionadas tanto en lo profesional como en lo personal con aquel que arrullaba a las inquietas palomas de las plazas coloniales con sus palabras, le ofrecieron declaraciones a la Editora Girón.  

“Ha muerto un baluarte insustituible de la cultura nacional, tanto en la conservación como en la divulgación. Estamos de luto”, expresó Urbano Martínez Carmenate, investigador e historiador yumurino.    

Mientras tanto, Juana Ortiz Ricardo, presidente de la Unión de Historiadores de Cuba (UNHIC) en el territorio y diputada a la Asamblea del Poder Nacional, cuenta que:

“Eusebio empieza como presidente de la UNHIC en un momento en el que la organización sufría dificultades. Él nos orientó acerca de lo que debíamos hacer sobre la investigación histórica, sobre la historia local y la labor de los historiadores en los municipios; desde entonces Matanzas tiene un historiador en cada municipio. Por él se instaura el Día del Historiador, y la primera vez que se celebra fuera de La Habana, fue aquí en Matanzas, en 1998.

“Él era una persona extraordinaria, un amigo, un amante de la historia, y sobre todo muy solidario y muy fiel a lo que creía. Después fuimos compañeros como diputados y yo lo escuchaba en la Asamblea; cuando hablaba, aunque las personas no estuvieran de acuerdo, por la manera en que hablaba los convencía”, agregó.

Leonel Pérez Orozco, Conservador de la Ciudad de Matanzas, explicó acerca de la relación de Eusebio con el rescate arquitectónico la urbe yumurina.

“La pérdida de Eusebio es muy sensible para todos los cubanos y para la Red de Ciudades Patrimoniales de Cuba. Matanzas ingresó en esta última en el 2014 gracias a que él realizó muchos esfuerzos para que la ciudad pudiera integrarse a esa red, al reconocer sus valores paisajísticos y patrimoniales. A él, también, se debe en gran medida ese Plan 325, ese rescate de espacios públicos, ese devenir en los edificios históricos en las plazas fundacionales.

Es una de las grandes personalidades en lo que refiere a la conservación del patrimonio, no solo a nacional, sino también internacional, por el rescate social, cultural, político, ideológico, que llevó a cabo en La Habana”.

En un plano más íntimo Orozco confesó que:

“Fue el joven que logró lo que quería, que siempre tuvo una visión preclara de qué era la historia y el patrimonio; que se ganó con sus propios méritos el respeto de todos lo que le rodearon. Él dejó un legado, un sueño realizado. Las Oficinas y los conservadores de las ciudades cubanas continuarán su ejemplo”.

Ercilio Vento Canosa, confiesa que mantuvo una relación personal con él desde hace más de cuarenta años y que siempre lo admiró por su quehacer. “Poseía un impresionante dinamismo, una gran cultura, más didáctica que academicista, principios éticos extraordinarios y un increíble don de la palabra. Consideró a La Habana como una hija de sus entrañas, pero siempre tuvo a Matanzas como la Atenas de Cuba”.

En una frase Vento intentó predecir lo que ocurrirá a partir ahora “la leyenda comenzará a envolverlo” y será así, porque más allá de un legado físico en edificios restaurados, en calles adoquinadas, en bronces brillantes y mármoles pulidos quedará su prédica, ese amor por lo auténtico cubano.

Eusebio Leal en un discurso pronunciado durante las conclusiones del Acto Nacional por el día del Historiador en 1998, realizado en Matanzas, expresó que:

“Si ayer y siempre fue necesaria la historia, hoy lo es más que nunca, sin ella no sabemos cómo enfrentar los grandes problemas del futuro; ella tiene que ser una guía en silencio del pasado, tiene que ser un norte seguro para interpretar los acontecimientos de hoy y una bola de cristal acaso para poder mirar e interpretar los hechos de futuro”.

Y así será…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *