Excepcional: Ocho ciclones tropicales ya se han formado en la cuenca atlántica

Excepcional: Ocho ciclones tropicales ya se han formado en la cuenca atlántica
Ojo del huracán Hanna próximo a Padre Island, Texas, el sábado 25 de julio. Imagen: Cooperative Institute for Meteorological Satellite Studies.

Nunca antes en la era de los satélites meteorológicos geoestacionarios (1966-presente) se habían observado ocho tormentas tropicales tan temprano en una temporada: en mayo se formaron Arthur y Bertha; en junio, Cristóbal y Dolly; y en julio, Edouard, Fay, Gonzalo y Hanna.

Ah, y si antes del fin de semana venidero se formara otra, se igualaría un récord establecido en el muy activo año 2005; me refiero al de mayor cantidad de tormentas originadas en el Atlántico norte en un mes de julio.

Edouard y Fay se formaron en la parte noroeste de la cuenca, bien lejos de Cuba, en la primera quincena de este mes. Edouard no hizo mucho ruido. El centro de Fay tocó tierra en la tarde del día 10 en Nueva Jersey, Estados Unidos, a unas diez millas al nornoreste de Atlantic City, inclusive pasó cerca de la ciudad de Nueva York durante la noche.

Gonzalo fue una tormenta enana que se desarrolló en el Atlántico tropical a partir de una onda del este. Llegó a tener vientos máximos sostenidos de 100 kilómetros por hora. El gradual fortalecimiento del sistema (la transformación en huracán) que ciertos modelos de computadora, como el HWRF, habían estado sugiriendo repetidamente no sucedió. Al cruzar Trinidad, una de las islas de Barlovento, Gonzalo se parecía más a un conglomerado nuboso veraniego que a un ciclón tropical. Se disipó en las proximidades del estado venezolano de Sucre.

Hanna se gestó en el seno de una amplia baja sobre el golfo de México. En horas de la mañana del 25 de julio, no lejos del sur de Texas, se convirtió en el primer huracán del 2020; tocó tierra en la tarde en Padre Island con vientos máximos cercanos a 150 kilómetros por hora (categoría 1). Como tormenta tropical afectó el nordeste de México.

Trayectoria aproximada de Hanna/Alex B.

Siempre vigilantes

Teniendo en cuenta que el período tradicionalmente más agitado de la temporada ciclónica está por comenzar, que las aguas superficiales de gran parte del Atlántico tropical y subtropical siguen siendo más cálidas de lo normal, y que a lo largo del océano Pacífico ecuatorial persisten las condiciones neutras de El Niño/Oscilación del Sur, puede esperarse, de aquí al 30 de noviembre, un número de tormentas nombradas superior al registrado entre el 16 de mayo y el 23 de julio (8).

El archipiélago cubano, por el momento, tranquilo. Si algo se acercara, ahí estarían José Rubiera y sus colegas para alertar y aclarar. Aun cuando los sistemas se encuentren alejados del Caribe, el Centro Nacional de Pronósticos emite avisos de forma regular.

Síguenos en Twitter si quieres estar al tanto de la evolución de los disturbios atmosféricos, las depresiones, las tormentas y los huracanes de la temporada en curso. El nombre de usuario es @meteoromundo.

De los veintiún nombres, ocho ya han sido utilizados. Por primera vez veremos en el Atlántico una tormenta llamada Isaías.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *