Guardianes de la educación y el orden ciudadano

Guardianes de la educación y el orden ciudadano

Educar a la población y velar por la disciplina en el espacio público, en función de evitar el avance del COVID 19 entre los matanceros, destacan como misiones esenciales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el Ministerio del Interior en la provincia, quienes por estos días desempeñan numerosas funciones en establecimientos comerciales y áreas de riesgo.

Una de ellas, la cuarentena restrictiva de varios edificios del reparto Armando Mestre, en la cabecera provincial, cuenta con varios organismos pertenecientes a las fuerzas del orden interior, que garantizan la estabilidad y cumplimiento de todas las orientaciones. 

Guardianes de la educación y el orden ciudadano
“Nuestro puesto de mando se ha mantenido también con la disposición requerida”, teniente coronel René Fraga Castillo.

El teniente coronel René Fraga Castillo, al frente del puesto de mando ubicado en esta zona, evaluó de eficiente esta primera semana de aislamiento, en gran medida gracias a la disciplina del pueblo:

“Tenemos que decir que los vecinos de la zona han acatado con mucha responsabilidad las regulaciones para garantizar el aislamiento. También ha influido mucho el apoyo de las autoridades del área, el Gobierno provincial y los factores implicados. Nuestro puesto de mando se ha mantenido también con la disposición requerida y aplicando, por supuesto, todas las normas de seguridad”, destacó.

Ordenar las tan mencionadas colas en entidades comerciales y evitar las aglomeraciones también ocupan a las FAR y el Minint en la batalla contra el Covid-19. Así lo destacó el teniente Daniel Carrión González, quien apoya y organiza la labor en las afueras de la tienda La Atenas de Cuba, al centro de la ciudad.

Guardianes de la educación y el orden ciudadano
“Nuestro objetivo no es aplicar multas, sino educar a la población”.

“En el momento actual que vive nuestro pueblo se nota un poco de ansiedad en la población principalmente por la pandemia y la necesidad de adquirir alimentos. Todo ello unido a la gran demanda de algunos productos, complejizan también la adquisición de estos bienes, por lo cual se precisa establecer estas estrategias.

“Nuestra principal misión es garantizar el orden en todos los niveles, incluido las medidas que desde hace varias semanas se han orientado, entre ellas el uso del nasobuco y la distancia mínima entre las personas, para evitar la propagación del COVID-19”, explicó.

Carrión González dijo además que de manera sistemática y en primera instancia, se recurre al trabajo profiláctico, teniendo en cuenta la función preventiva y educativa con la población:

“Nuestro objetivo no es aplicar multas, sino educar a la población. Por otra parte si bien abogamos por esta medida en primer orden, resulta importante insistir en que ello de ninguna manera exime a quienes incurren una y otra vez en las mismas indisciplinas, o aquellos que deliberadamente intentan alterar el orden interior”.

Las medidas son varias y abarcan desde el apercibimiento, las llamadas de atención en diferentes niveles, las multas, o las demandas por propagación de epidemia, en los casos más graves.

Para quienes laboran directamente vinculados al pueblo y trabajan por la eliminación de las aglomeraciones, escenario por desgracia bastante frecuente en estos días, mantener las medidas higiénico-sanitarias, resulta fundamental.

Guardianes de la educación y el orden ciudadano

Yolennis Nuñéz Paz, Primer Teniente del Batallón de Tropas Especiales, destacó en ese sentido la disciplina ciudadana y el respeto del pueblo en general ante la tarea que les ha tocado desempeñar

“Nosotros velamos por la tranquilidad y porque se respeten las normas. Creemos que con ello apoyamos también el trabajo de nuestros médicos evitando que la pandemia avance, de conjunto con todas las fuerzas que actualmente nos apoyan, incluidos los miembros del gobierno provincial. Hay que destacar la actitud de las personas que acuden aquí, que valoran lo que hacemos, mantiene el respeto y la disciplina necesarias”.

Los más jóvenes también se insertan en estas tareas. Tal es el caso de José Alejandro Huertas Valdés, soldado de tropas especiales y Pedro García Infante, segundo suboficial y agente del orden público.

“Esta es una misión fundamental para frenar el avance del coronavirus, somos jóvenes comprometidos con esto y por eso estamos aquí para velar por la salud del pueblo que es nuestra razón de ser”, comentó Huertas Valdés

En tanto García Infante señaló: “He tenido la posibilidad de conversar con las personas y ver que entienden, que son responsables. Eso nos motiva mucho, saber que el pueblo respalda y también colabora en el enfrentamiento al COVID-19. (Fotos de la autora)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *