Jorge Zaragoza Mayor : Vida marcada por un absurdo

Jorge, de frente, en uno de sus más encarnizados combates. Foto: Prensa Latina

Una decisión arbitral marcó para siempre la vida como atleta de Jorge Zaragoza Mayor, distinguido practicante matancero de Kárate-Do, considerado entre las más sobresalientes figuras en la constelación cubana de esta arte marcial por muchos años.

Ocurrió en los XV Juegos Panamericanos de Río de Janeiro, Brasil, en el 2007, a los que acudió al dejar en el camino una considerable cuota de sacrificio, pues antes de acudir a la cita cuatrienal continental transitó por un incómodo periodo de recuperación tras lesionarse, y ser sometido a terapia.

Jorge Saragoza de Cuba se impone ante el chileno David Bubo y de esta manera se alzo con la medalla de oro en la división de 75 Kgs.Foto: Prensa Latina

No obstante, de nuevo en el tatami, entrenó lo suficiente como para hacer el equipo Cuba, integrar la delegación y viajar al Gigante Sudaméricano, y estar presente en el Complejo Máximo de Silva, sede de la competencia de karatecas.

Zaragoza concluyó invicto las fases clasificatoria y semifinal, incluida una victoria frente al que después, en la disputa por el oro resultó su victimario, el dominicano Gustavo Dionisio.

“El combate contra el quisqueyano, en Kumité, 75 kilogramos, resultó fuerte y terminó en tiempo extra. Marqué golpes a la cabeza y en el pecho, pero no se tuvieron en cuenta. Los de él sí los contaron y quedé en plata”.

Presea con ribetes dorados pues tuvo que crecerse para alcanzar formas deportivas adecuadas, y luego pasar por sobre rivales de calidad, incluido el monarca en preliminares.

De la cita brasileña otros dos cubanos regresaron con lauros: Eynar Tamame obtuvo plata al ser vencido en la final por el argentino Francisco Nievas, y  Yaneya Gutiérrez, superada en semifinales por la brasileña y actual campeona Lucelia Ribeiro.

ANDARES FRUCTÍFEROS

El también presidente de la Asociación del Estilo Shito Ryu y jefe de su estructura técnica, antes de este metal plateado, tuvo el honor de ser el primer cubano en obtener una medalla, de plata, en campeonatos mundiales del estilo Shito-Ryu, en Tokio, Japón, en el 2000. "Lo considero como  mi mejor actuación personal de por vida”, asegura.

Monarca del país por varios años, época en que resultó prácticamente invencible, llevó a sus arcas 10 coronas, cinco segundos lugares e igual cantidad de terceros. Además de ser titular en la I y II Olimpiada Nacional del Deporte cubano, en la que subió tres veces a lo más alto del podio.      

Eventos Panamericanos en su tierra de origen, así como en Guatemala y en Chile lo vieron salir triunfador por sus cualidades deportivas.

“Pesa sobre mis hombros no haber asistido a una Olimpiada, porque el Kárate-Do no estaba incluido en su programa. Por mis resultados considero que hubiese logrado el boleto para la más importante cita deportiva universal”.

El avezado karateca con un futuro campeón en sus brazos, Jorge Daniel.

Titulado como licenciado en Cultura Física, en el 2004, con la condición de Mejor Atleta del curso, tiene en Jorge Daniel, su hijo, al posible relevo, “aunque es pequeño para comenzar, tiene cinco años”.

Las lesiones constituyeron la causa de su adiós definitivo al tatami, en el 2009. Dejaba atrás 12 años de entrega  en el equipo nacional, seis de ellos capitán del selecto colectivo.

Como profesor en la Eide Luis Augusto Turcios Lima mantuvo el ejemplo que lo identificó como atleta. A igual que ahora lo hace como trabajador de la Casa de la Música en Varadero.

“Es necesario rescatar aquellos años de intenso trabajo en la base. Falta interés, además de técnicos y activistas que impulsen su desarrollo desde la masividad. Se perdieron muchas áreas, su base fundamental.

“Solicito a cuanto decidan tomar este camino del Kárate-Do, que lo hagan con disciplina, consagración y siempre tener presente que esta arte marcial es un arma de la Revolución”. (Con la colaboración de Reynol Yil Lavín)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *