La Historia, Williams y su medalla de plata

Días atrás, al finalizar las teleclases, el adolescente recibió una grata sorpresa. Durante semanas había esperado los resultados del Concurso Nacional de Historia y la llegada de la pandemia le hizo pensar que debería aguardar hasta su retorno a la escuela. Sin embargo, supo por la Televisión que a través de este medio anunciarían los nombres de los ganadores.

Durante una semana esperó, mientras el tiempo parecía detenerse. Para Williams Hernández Alonso, estudiante de Séptimo Grado de la escuela Julio Reyes Cairo, del municipio Colón, ya resultaba una alegría representar a la provincia, pero no podía evitar las ansias de saber si además recibiría una medalla “otra forma también de reconocer y agradecer a sus educadores”.

“Luego, cuando vi mi nombre en la pantalla como el ganador de la medalla de plata en el Concurso Nacional de Historia, experimenté una gran satisfacción. Me sentí emocionado, con más fuerzas para estudiar y seguir adelante luchando por mis sueños”, confiesa.

Desde la enseñanza primaria este alumno se ha interesado por las fechas y hazañas de los héroes, pero aunque ya había participado en concursos provinciales y nacionales de otras asignaturas, reconoce que en la nueva enseñanza comprendió la necesidad de ampliar su estudio, más allá de las lecciones.

”Todo conocimiento es poco, por eso no debemos quedarnos solo con las clases, sino profundizar en ese caudal que son los libros y audiovisuales”, explica el jovencito, quien a su vez reconoce el papel de sus profesores en la transmisión de valiosos conocimientos, como sólida base para el futuro e incluso para entender hechos y fenómenos históricos.

“Agradezco inmensamente a mi profesor Alberto, el cual a través de las clases, fue capaz de transmitirme sus conocimientos y me ha enseñado los éxitos del hombre en cualquier parte del mundo, además de sufrir como propias las injusticias y luchar contra ellas desde mi país, como joven cubano”, agrega Williams Hernández.

El pionero además ha merecido importantes lauros en certámenes nacionales como Martín Colorín, Leer a Martí, Amigos delas FAR, el Bastón Blanco, Luces para la vida, Aprendimos a quererte, Concurso de declamadores, Sabe más quien lee más, entre otros.

Pero, aunque además de la Historia, le apasiona la conducción de programas radiales y televisivos, el colombino sueña con estudiar Medicina, profesión que como él mismo expresara “en estos momentos resulta fundamental”.

Ahora, mientras viste nuevamente el uniforme para la foto, la añoranza por el aula y sus compañeros invaden al estudiante, que además es el jefe de colectivo de su escuela. Sin embargo, aprovecha este tiempo de aislamiento social para seguir cultivando saberes.(Por Jeidi Suárez García)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *