¿No bastan sufrimientos y fallecidos?

(Foto: Ismael Batista)

Los últimos días confirman las preocupaciones de las principales autoridades cubanas, incluidas las del sector de la medicina, al crecer considerablemente el número de nuevos casos positivos de la Covid-19, en particular en Artemisa (Bauta), donde una actividad festiva devino evento y foco de infección de consecuencias imprevisibles.

Quienes también desoyeron los consejos y las orientaciones del epidemiólogo cubano Francisco Durán García, de igual forma sufren las consecuencias de sus errados e irresponsables actos.

Independientemente del costo en salud y vidas, que es lo primordial, ¿Los infractores adultos conocen el costo en recursos materiales y económicos de sus imprudencias? ¿Siguen de cerca cómo se comportan los gobiernos foráneos, no todos por cierto y suerte, con quienes padecen el coronavirus, incluso con aquellos que lamentablemente fallecieron, cuyos familiares no hallan ni el lugar para depositar sus cuerpos, pues les resulta muy costoso?

Basta conocer los números en infestados y fallecidos en las Américas y en el resto del mundo para sufrir escalofríos. Estados Unidos, Brasil, Perú, Ecuador, Bolivia, España, Italia, Rusia, China, y otros países son ejemplos fehacientes.

Sin embargo, en Cuba el Estado realiza ingentes esfuerzos por cuidarnos, a los que tenemos edad de ancianos, a niños, adolescentes y jóvenes, y a otros adultos, y muchos olvidan esto, se van a la calle sin nasobuco, no activan constantemente las medidas higiénico-sanitarias, no para proteger a los demás, que también es necesario, sino para cuidarse ellos mismos.

Este miércoles, precisamente, en un ómnibus donde viajaba este escribidor, había varios niños sin el protector bucal mencionado, y al indicarle a una de las madres que se lo adecuara, que no era de lujo o exhibición, pues el pequeño apenas tiene año y medio de edad, respondió que ya no hace falta, que estamos en la tercera etapa de la Covid-19. Solo le bastó mi mirada. De inmediato se lo situó. ¿Es necesario hacer esta indicación y, sobre todo, a la madre del inocente?

¿Qué debe ocurrir para que personas como las que desobedecen el llamado ante el inminente peligro dejen de pasar por alto el mismo y no sufran luego las terribles consecuencias, si no perecen en en la contienda de esta letal pandemia?

Ni el mejor de los momentos actuales, cumpleaños, graduaciones, vacaciones, estancia en hoteles o campismos, así como en casa u otros lugares pueden hacernos pasar por alto las medidas de protección de nuestras vidas.

Piense usted si 33 (martes), 23 (miércoles) y nueve (jueves), casos reportados del día anterior, no resultan suficientes para llamarnos a la  disciplina, el control y el acatamiento de lo previsto.

Un comentario sobre “¿No bastan sufrimientos y fallecidos?

  • Avatar
    el 5 agosto, 2020 a las 12:29 am
    Permalink

    Independientemente de la disciplina ciudadana las autoridades oficiales deben aplicar medidas concretas y especificas para evitar, en estos momentos el ir y venir de la poblacion. Hoy 4 de agosto vemos que ya tenemos nuevamente casos autonomos en Pinar del Rio y Villaclara asi como en nuevas localidades de la Habana.En la Mesa Redonda de hoy, con una intervencion impresionante y acertada de nuestro Primer Ministro, se habló precisamente de eso y aplaudo la contencion del trafico de personas de la capital hacia otras provincias cercanas o viceversa, hasta que la situacion vuelva a la normalidad. Ojo con Varadero lugar donde todos quieren estar y se puede convertir en un distribuidor de Covid en el pais. Reconozco el esfuerzo del personal de la salud y de todos los involucrados en el combate de la pandemia, quienes a pesar de lo ocurrido en los ultimos dias no cejan en su empeño de vencer.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *