Palabras…en época de Covid-19

Palabras…en época de Covid-19

La crisis del coronavirus obliga a un alto, pero no detiene el quehacer. Creo que es oportunidad para reflexionar sobre temas del idioma y de su gramática que sin darnos cuenta preponderan en cualquiera de sus partes.

Nuestra lengua no es un fósil, se nutre de cambios en las diversas manifestaciones del acontecer vital. Hoy decimos amigovio-via a la “Persona que mantiene con otra una relación de menor compromiso que un noviazgo”. Es lo actual. Esta es la gran propiedad de las palabras para enriquecer el patrimonio moral y estético de hablantes. La palabra es hito y ego de la mente.

Cuando expresamos el pensamiento reflexivo utilizamos los llamados cinco sentidos y quizás alaguno numerario con las estructuras gramaticales e intención.

De ahí la importancia de los monosílabos sí, no (entre otros) que tanta importancia pueden tener como un Pero. Ahora, esta conjunción adversativa resulta de mucho cuidado. Después de este vocablo siempre sucede un torrente demoledor para el antecedente. “Joven hermosa, como flor, pero sin perfume”.

Así es el idioma y lo importante es aprovechar estos espacios proporcionados por la permanencia en los hogares para repasar el acervo y acudir a lecturas que repasen los peligros de la colocación de la coma, dónde ubicar términos, cómo no incensar con adjetivos. Fortalecer las capacidades reflexivas.

La puntuación es imprescindible compañera de las palabras. Su uso correcto es como la vida misma: quién no está de acuerdo en una relación que son mejores los puntos suspensivos que el punto final.

A veces las palabras permiten justificar dos conceptos opuestos: “Una guerra justa”. Es obvio el contenido y el próximo contexto.

 Las facilidades de la lengua materna permiten caminos del eufemismo, o la solitaria y sincera confesión de que para él, sexo solo aparecía en su inscripción de nacimiento.

El objetivo fraseológico aviva la llama de la identidad. Esto no es nada nuevo en el decurso infinito.

No es ocioso repetir lo necesario de la palabra exacta, en el contexto y el contenido. Evitar manquedades que resten belleza a la fuerza de la verdad o ambigüedades trágicas como el lema que apareció durante el holocausto, en las entradas de los campos de concentración nazi: “Arbet macht frei” (El trabajo libera). No clasificar en la expresión de Nietzsche: “Hay quien nace póstumo”.

A manera de refrescar estas líneas viene a mi magín, el humor sencillo de los versos del asturiano Ramón de Campoamor: “Las hijas de las madres que amé tanto, me besan ya como se besa a un santo”.

Las palabras son eso: palabras.

Un comentario sobre “Palabras…en época de Covid-19

  • Avatar
    el 2 mayo, 2020 a las 11:53 am
    Permalink

    Es preocupante como todavía muchas personas no interiorizan la gravedad del asunto. Haré un comentario por acá que espero alguien con autoridad suficiente lo lea y le haga frente . La empresa farmacuba acá en Matanzas tiene un vehículo con matrícula B158024, asignado al jefe de transporte de dicha entidad, al cual le fue dada una carta de movilidad para este tiempo justificado por traslado de medicamentos. Ese vehículo no ha trasladado medicamentos, pero si es usado con fines personales, visitando desde la cabecera provincial el consejo popular de Juan g Gómez varias veces en semana, entrando y saliendo libremente amparado por esa carta, es preocupante eso, ese personaje es un potencial de transmisión de la covid y nadie ha actuado al respecto. Yo me pregunto …. Es que estos personajes andan impunes y no se les aplica el peso de la ley como se muestra en el televisor..???

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *