Regulación de precios, otra disyuntiva del transporte privado(+ tarifas vigentes)

mototaxis en Matanzas
El servicio regular para los porteadores privados incluye la adquisición del combustible a precios diferenciados así como la obligación de cumplir con los precios topados por el CAP

Desde el pasado 6 de enero inició en todo el país el proceso de actualización de la licencia operativa del transporte para los porteadores privados que incluyó, entre otros aspectos, la adquisición del combustible a precios diferenciados y el compromiso de cumplimiento de nuevos precios aprobados por el Consejo de Administración Provincial (CAP).

Descarge aquí los precios máximos permisibles para los TCP en Matanzas según acuerdo del CAP.

En dicho ejercicio, vigente desde febrero, no han sido pocas las insatisfacciones de la población ante el constante incumplimiento de estas normas, que si bien responden a una necesidad de estabilidad y legalidad de tales servicios, poco favorecen si no se controla adecuadamente.

ACTUALIZACIONES VS VIOLACIONES

tarjeta de identificación
Documento de obligatoria presencia en los vehículos.

El proceso tuvo como objetivo el reajuste de las licencias bajo las nuevas normas incluidas en Resolución 410 del Ministerio de Transporte. Ello incluye, además del combustible a ocho pesos, otros requisitos, entre los que destacan un nivel mayor de exigencia para los vehículos y requerimientos muy precisos para su circulación, entre otras normativas tomadas precisamente para subsanar deficiencias de legislaciones anteriores.

Así lo confirmó a Girón Manuel Quesada Fernández, director del sector no estatal en la Dirección Provincial de Transporte, quien agregó que al cierre de febrero más del 70 por ciento de los transportistas privados, lo que representa una cifra superior a los 1 200 en la provincia, habían iniciado dichos trámites, sin los cuales hoy no pueden circular.

Paralelo a este proceso de actualización de la licencia se realizó un estudio de las tarifas que se aprobaron para cada uno de los municipios y trayectos, a partir de la obtención del combustible a costos diferenciados.

Ello significa que quienes circulan hoy en las diferentes rutas tiene conocimiento de los precios aprobados por el CAP y no pueden violarlos, de lo contrario puede procederse al retiro temporal o definitivo de la licencia operativa.

“En mi caso creo que las medidas están bien en parte porque se nos está vendiendo el combustible más barato, pero hay que entender que eso no es todo, también hay que hacer reparaciones y comprar piezas que no siempre se encuentran fácilmente”, explicó Javier Hernández, chofer del municipio de Matanzas.

Por su parte Quesada Fernández refirió que por el contrario, las cifras establecidas responden a un grupo de gastos y costos donde no solo se tuvo en cuenta el aspecto del combustible.

“El proceso se desarrolló con la participación de un equipo multidisciplinario de especialistas del área de transporte, finanzas, algunos dirigentes del Gobierno provincial y otro grupo de expertos en ramas afines.

“Definimos para fijar el precio un  grupo de elementos que inciden en las ganancias para poder ser más eficientes en la determinación de los mismos. Incluso, buena parte de los aspectos que valoramos fueron recogidos en opiniones y entrevistas que tuvimos con algunos de estos choferes.

“Por supuesto, de esa información se tuvo en cuenta una parte, aquello que directamente respondía a condiciones objetivas que hoy como ministerio no podemos solucionar de manera diferenciada, como es el caso de la adquisición de piezas u otras reparaciones mayores y menores que estamos conscientes se realizan en el sector no estatal”.

Sin embargo, a pesar de disponer de mejores condiciones de trabajo y de las intenciones de esta política de garantizar estabilidad y costos más asequibles para la población, algunos de estos transportistas continúan incurriendo en la violación de los mismos.

NUEVOS PRECIOS ¿Y LUEGO QUÉ?

“El problema del transporte no tiene solución. El Gobierno topa los precios y a los dos días te encuentras con que siguen cobrando lo que les da la gana, y uno que tiene necesidad de moverse, claro que tiene que pagarlo”, comentó Yamila González Sarmiento, pasajera frecuente de la ruta  Matanzas-Peñas Altas en la cabecera provincial.

Por otra parte, muchas de las opiniones recogidas y lo comprobado por la autora confirman que, en el caso de las motos, en varias rutas, los precios permanecen inalterables a pesar de la actualización de la licencia.

“Los inspectores a veces pasan y preguntan, pero eso no es efectivo porque obviamente siempre van a cobrar lo que se debe delante de ellos. A mí me cobran siempre 20 o 25 pesos del parque René Fraga a la Catedral. Que se quiten el uniforme para que vean realmente lo que sucede en las terminales y las piqueras”, expresó Yadiel Báez, residente en el Consejo Popular Matanzas Oeste.

Según datos de la Dirección Provincial de Transporte, estos precios varían en dependencia de las rutas, aunque existen trayectos bien definidos donde el precio aproximado es de 5 CUP por cada kilómetro.

La oficina estatal de tráfico, a cargo de otorgar y velar por que se cumpla lo establecido en el reglamento de la licencia, desempeña un papel fundamental en este sentido.

“Nosotros hacemos controles y operativos en diferentes puntos del territorio y si bien hasta el momento no hemos detectado irregularidades, sabemos que existen. Por otro lado, necesitamos del apoyo de la población y que denuncie ante nuestra oficina cualquier violación de los precios”, alegó Jacinto Tarifa Fernández, director de la Unidad Estatal de Tráfico en Matanzas.

El directivo agregó que, desde el inicio del proceso de actualización, se han recibido más de 15 quejas a partir de opiniones de la población, aunque valga aclarar que ante la ausencia de denuncias explícitas no se puede actuar para aplicación de las sanciones correspondientes, que van desde las multas hasta la cancelación temporal y definitiva de la licencia.

Ante tales circunstancias urge replantear nuevas estrategias que garanticen legalidad y control. Inspecciones superficiales, o denuncias que casi nunca llegan a formularse, no pueden constituir el único recurso para monitorear la situación o sancionar en casos de incumplimiento.

Nada se logra con estudiar y ofrecer mayores garantías y mejores servicios de transportación si no se respeta la ley y mucho menos se hace cumplir.

2 comentarios sobre “Regulación de precios, otra disyuntiva del transporte privado(+ tarifas vigentes)

  • Avatar
    el 16 marzo, 2020 a las 12:04 pm
    Permalink

    (“Nosotros hacemos controles y operativos en diferentes puntos del territorio y si bien hasta el momento no hemos detectado irregularidades,) hay que ser ingenuo para decir eso todo el mundo sabe que los autos Peñas Altas a el pre combran 10 pesos ahora el pueblo es el culplable porque no lo denucian,y los que le pagan por eso echandose fresco señores hay que tener cara para decir eso

    Respuesta
    • Lisandra Pérez Coto
      el 17 marzo, 2020 a las 7:48 pm
      Permalink

      Hay que encontrar soluciones que garanticen estabilidad y legalidad en este servicio.Quienes tiene que controlar esta actividad deben hacerlo con rigor y la población también tiene que ser más activa, apoyar los operativos y denunciar cuando sea necesario.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *