Señal de aviso en el Faustino Pérez

Señal de aviso en el Faustino Pérez
Los trabajadores de la Salud son los más expuestos a la COVID-19 y, por tanto, no deben descuidarse, y mucho menos incumplir los protocolos establecidos. Foto: Freddy Pérez Cabrera

La provincia de Matanzas acapara la atención del país. Los reportes de casos confirmados en los últimos días suscitan preocupación y todo el mundo comenta sobre lo ocurrido en el hospital clínico quirúrgico universitario Comandante Faustino Pérez, donde un evento de transmisión local ya acumula 40 positivos al nuevo coronavirus. Incongruencia lamentable, justo cuando el país exhibe una esperanzadora trayectoria hacia la disminución de la COVID-19.

El número de contagiados vinculados a esa institución de la Salud confirma, en efecto, el alto precio a pagar por el exceso de confianza, falta de rigor, indisciplina o sencillamente por violación de los procederes y normas establecidas en el enfrentamiento a la epidemia. 

En esos términos se manifestó Ailuj Casanova Barreto, directora provincial de Salud, al explicar las causas básicas que ocasionaron ese incidente sanitario en el Faustino Pérez y que, por consiguiente, motivan un incremento sustancial de los casos positivos en el territorio matancero.

Recapituló que el hecho, presumiblemente, está asociado a la atención a una paciente con muchas horas de estadía en el hospital, que requirió de varios servicios, en torno a la cual no asumieron las precauciones necesarias y se vulneraron las normas de bioseguridad para favorecer, en definitiva, la propagación de la enfermedad.

Ante el complejo panorama, explica Casanova Barreto, adoptaron un grupo de medidas y acciones que contienen, en lo fundamental, el  control de foco; levantamiento sanitario a todos los trabajadores, pacientes y sus acompañantes vinculados a este evento; así como la limpieza y desinfección a profundidad de cada una de las áreas del hospital y un seguimiento sin pérdida de tiempo a los contactos de los casos confirmados.   

Detalló que para eludir sucesos similares, ya se acentúan las medidas de protección en otros centros asistenciales de la provincia, con independencia de que no estén destinados a la atención directa de pacientes confirmados con la COVID-19.

Debemos evitar a toda costa la ocurrencia de otro evento de esa naturaleza que, como bien nos ha dicho el Presidente Miguel Díaz-Canel, imposibilita avanzar más rápido hacia una determinada normalidad, dijo la joven profesional.

Aunque hasta la fecha no consideran preciso suspender los servicios a la población, se tomó la decisión de limitar el flujo de acompañantes y de personas en general dentro de la institución hospitalaria, con algo más del 40 % de ocupación en estos momentos, así como mantener aquellas interconsultas únicamente imprescindibles. 

Otras acciones están dirigidas a solucionar los problemas en el área de la lavandería y con el abasto de agua al hospital, considerados como una dificultad importante que entorpece la calidad de los servicios en general.

Asediado por la prensa en estos días, Fernando Acebo, director de la Unidad Provincial de Higiene y Epidemiología, admitió que los trabajadores de la Salud son los más expuestos y que por lo tanto no deben descuidarse, y mucho menos incumplir los protocolos establecidos.

Por lo visto, ha sido la falta de disciplina y de control el hilo que permite encontrar la madeja de este evento de transmisión local, «picos que están fuera de los pronósticos» y que le restan celeridad al golpe final de enfrentamiento a la pandemia. Los hechos indican que ningún esfuerzo por cuidarse y cuidar a los demás es innecesario. Lo ocurrido en el Faustino Pérez es una señal de aviso. (Por Ventura de Jesús)

8 comentarios sobre “Señal de aviso en el Faustino Pérez

  • Avatar
    el 18 mayo, 2020 a las 9:38 pm
    Permalink

    Es penoso que hoy se trate de culpar a los medicos. Con preocupacion los matanceros hemos visto las condiciones del hospital y me pregunto que hizo la direccion de la provincia del gobierno y salud en estos dos meses? Cuantas veces se ocuparon responsablemente de que necesitaban, medidas y demas? Que casualidad que matanzas ha presentado 2 eventos en hospitales. Espero no se cumpla eso de que la soga se parte por el lado mas debil.

    Respuesta
  • Avatar
    el 18 mayo, 2020 a las 11:54 pm
    Permalink

    Ahora ha hacer leña del árbol caído.
    No me gustó lo que vi hoy en el noticiero de las 8 pm de la tv.
    Acaso las violaciones se hacían en secreto y difícil de ver a simple vista.
    Cuantas visitas de chequeo hicieron los dirigentes a nivel de provincia de salud pública para ver lo que estaba ocurriendo.
    Y si dieron orientaciones al respecto por que no se chequearon que se cumplían.
    Miren mejor tomen un poco de sentido de pertenencia.
    Y si creen que no le pagan realmente por lo que hacen.
    Pues soliciten la baja y ocupen una plaza que nada tenga que ver con la medicina.
    Y si lo ocurrido fue por falta de recursos diganlo aunque dudo lo puedan hacer público.

    Respuesta
  • Avatar
    el 19 mayo, 2020 a las 12:36 am
    Permalink

    Coincido con la opinión anterior. He tenido familiares ingresados en ese hospital en febrero, marzo, abril y recientemente en mayo, e independiente de indisciplinas, exceso de confianza, también hay que hablar de limitaciones y carencias que no coinciden con lo que se informa nacionalmente. Dónde está la verdadera ocupación de las autoridades provinciales. Que la soga no se parta por el lado más débil. Que no se repitan estos casos, como en otras cosas.

    Respuesta
    • Avatar
      el 20 mayo, 2020 a las 1:46 pm
      Permalink

      Cuanto de normal siempre ha sido que en el Faustino no haya guantes, jeringuillas, yeso, gasa, etc.
      Yo tuve a mi madre ingresada y tuve que resolver por la «calle» el troquel porque allí no había. Un verdadero desastre. ¿Todas estas cosas eran desconocidas para la dirección de salud en la provincia?
      Y es verdad todas estas carencias no se corresponden con lo que se dice a nivel nacional.

      Respuesta
  • Avatar
    el 19 mayo, 2020 a las 1:07 pm
    Permalink

    Espero la culpa no recaiga en los médicos, enfermeros, estudiantes de Medicina, fácil decir que incumplen protocolos, pero los que así se manifiestan no son ajenos en que el primer deber de los médicos es salvar vidas humanas, pero en ocasiones llegan a la reanimación y no tienen sobrebatas, no hay guantes, nasobucos los que ellos mismos se han gestionado, me pregunto en los primeros días los directivos salían en mesa redonda y otros espacios con nasobucos caseros, ahora casi todos usan los desechables, los que sabemos son importados, porque no sumnistran esos al personal de salud para que tengan más quienes los han enviado o las compras pienso no sean para los que no están codo a codo con los pacientes, las medidas deben tomarse con directivos que no facilitan los recursos adquiridos con tantas dificultades, con los que permiten aglomeraciones, indisciplinas, con los cubanos de a pie que no entendemos los esfuerzos, pero cuidado ya los médicos están siendo bastante avasallados cada día.

    Respuesta
  • Avatar
    el 20 mayo, 2020 a las 11:04 am
    Permalink

    Muchos médicos del hospital Faustino llevan semanas insistiendo en que les suministren implementos para enfrentar el Covid-19, ellos no contaban con ciertas prendas como capas o máscaras o caretas … No se decir si otras más sencillas como la cantidad de guantes y nasobucos necesarios… Pero espero esas sí. La insistencia de ellos era porque se veían esto venirles encima, ellos manifestaron una y otra vez que no tenían los recursos necesarios para enfrentar el virus. No está bien que se les culpe por no haberlos tenido. Culpar no es la solución pero proveer y reconocer sí.

    Respuesta
  • Avatar
    el 21 mayo, 2020 a las 7:17 am
    Permalink

    No creo que culpar a los médicos de violar los procederes y normas sanitarias establecidas, sea la forma de solucionar lo ocurrido en el Hospital Faustino Perez de Matanzas. Estos trabajadores realizan un gran esfuerzo y se le debe reconocer públicamente. Los recursos que tienen en sus manos, no son los adecuados para enfrentar la Covid 19, virus agresivo, que se propaga con facilidad. Es lógico, si ellos son los que más cerca están de los pacientes, que se contagien. En el mundo entero, han sido muchas las victimas del personal de la salud que han fallecido por haberse contagiado en el desempeño de su profesión.Depurar responsabilidad es conveniente,pero necesario ser objetivo ante la situación,identificar las deficiencias y darle solución. Mucho personal de salud contagiado, pero además indignado por cargar con culpas que no le tocan. Debe revisarse a.profundidad lo ocurrido y poner empeño para que cosas así no vuelvan a suceder. Mi apoyo para todo ese personal de salud afectado por realizar su trabajo y los deseos de que se recuperen pronto.

    Respuesta
  • Avatar
    el 22 mayo, 2020 a las 5:16 pm
    Permalink

    En el día de ayer 21 mayo 2020 se hace un recuento más preciso de lo ocurrido donde si se toman en cuenta cuestiones más objetivas y no se critica tan a la ligera el trabajo de los médicos y personal de la Salud quienes trabajan con mucho menos «que los medios básicos de protección».
    Muchas gracias a los periodistas que hicieron posible ésta nueva relectura para que la población conozca en qué condiciones se trabaja.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *