Nuestra voluntad de ayudar se impone al mayor de los miedos

Armando Santana jamás imaginó que se podía extrañar tanto un lugar estando tan cerca de él. Este joven profesor de la Universidad de Matanzas permanece hace alrededor de 15 días en uno de los edificios docentes de la institución, solo que aquí las clases forman parte de un pasado cercano y remoto a la vez, y la calma insólita que se respira ahora provoca una sensación de engañosa lejanía.

Leer más