You: la serie que retrató el ciberacoso

serie sobre el ciberacoso

Si eres activo en las redes sociales no escapas del fenómeno, de una u otra manera. Ya sea por simple curiosidad o para obtener información, en algún momento hemos revisado perfiles de amigos o conocidos, incluso muchos empleadores utilizan estas plataformas para comprobar datos o simplemente formar opiniones, todo a través de nuestra actividad en estos sitios.

ciberacoso

Y por muy superficial que pueda parecer, lo cierto es que nuestros pasos en Facebook, Twitter o Instagram, no pasan desapercibidos, mucho menos si no protegemos nuestra privacidad.

Sobre este conflicto se sitúa la serie You, una muy buena combinación entre el drama romántico y el thriller psicológico, que el pasado 26 de diciembre estrenó su segunda temporada, y que nos pone de frente al mundo del ciberacoso, un fenómeno actual y de especial interés para los jóvenes.

Punto de partida

cartel promocional de la serie de netflix You
La serie, situada entre las cinco de mayor audiencia de Netflix el pasado año, muestra un lado brutal y alarmante del ciberacoso

You se basa en la novela homónima de Caroline Kepnes publicada en 2014, y fue estrenada por el canal Lifetime el 9 de septiembre de 2018. Sin embargo, no fue hasta que Netflix anunciara la adquisición de esta entrega al final de la primera temporada, que alcanzó su máxima popularidad, logrando un 93 por ciento de aprobación y posicionándose como la cuarta más vista en ese canal en 2019 con 44 millones de espectadores.

escenas de la serie You
La exitosa ficción está basada en la novela homónima “You”, escrita por Carolina Kepnes

Protagonizada por Penn Badgley, en el personaje de Joe Goldberg, You intenta contar una historia de amor del siglo XXI, situada en New York, cuando un brillante gerente de librería conoce a Beck (Elizabeth Lail), aspirante a escritora, con la que rápidamente queda fascinado.

De clic en clic, Joe logra por medio de las redes sociales reunir detalles sobre la familia de Beck y quiénes son sus amigos; qué y dónde estudia, dónde trabaja, sus intereses, por qué sitios suele moverse: todas sus rutinas desde sus gustos, amistades o frustraciones, hasta su dirección. Y si después de esto haz pensado en qué se podría encontrar sobre ti haciendo la misma búsqueda, no te preocupes, es la reacción normal.

protagonista de la serie You
Joe Goldberg, un joven librero que decide hacer todo para atraer el amor.

Joe es el clásico acosador de la era digital, y después de la  investigación y de muchas “coincidencias”, unido a una buena dosis de inteligencia, logra acercarse a su víctima, hasta crear una relación en la que el enamoramiento profundo llega a tornarse incómodo. La historia se convierte en una peligrosa obsesión que lo lleva a deshacerse silenciosamente de cada obstáculo y persona, en su camino, al tiempo que nos muestra a través de varios monólogos su verdadera personalidad.

En solo diez episodios You seduce al más escéptico espectador y las reacciones generadas luego del final de la primera temporada no fueron menos interesantes. Por un lado quienes como es obvio, reconocieron el tema en cuestión como una preocupante en la era digital, hasta los que justifican los hechos en la personalidad psicópata del protagonista.

Más allá de la crítica al excelente guión o las actuaciones, en especial la de Penn Badgley, lo cierto es que esta producción deja al descubierto varias de las manifestaciones del ciberacoso, un tema para reflexionar.

Nadie está a salvo

Controlar a tu pareja usando el móvil, interferir en relaciones virtuales que establece con otras personas, revisar su celular, censurar fotos que publica o comparte en redes sociales, controlar su actividad, obligarla a enviarte fotos íntimas, comprometerla para que te facilite sus claves personales, hacer que te muestre un chat con otra persona o simplemente mostrar enfado por no tener siempre una respuesta inmediata online, son algunas de las manifestaciones más comunes del acoso en la pareja, todas y cada una de ellas utilizadas por Joe para seducir y controlar a Beck. Si te resulta familiar alguna de ellas es pura coincidencia.

formas de ciberacoso

No así para Yadiel Alberto Gonzáles, quien admitió que en ocasiones su novia intentaba revisar su teléfono, lo cual lo obligaba a borrar contenidos de mensajes o registros de llamadas que aunque no constituyeran infidelidad, sí se convertían frecuentemente en motivo de peleas o discusiones.

Pero fuera del marco de las relaciones amorosas también existen tendencias de comportamiento que son consideradas como expresiones de ciberacoso.

Cuba no está exenta de ello, y hace solo unos meses el caso de los adolescentes y jóvenes del municipio tunero de Maniabón, agredidos con contenidos ofensivos desde un perfil falso en la red social Facebook, acaparaba la atención de todos.

Alusiones a sus preferencias sexuales, burlas, chantajes sobre la intimidad de las víctimas, muchas de ellas sin ser conscientes de que formaban parte de un caso de ciberacoso o ciberbullying.

Así lo confirmó Eliani Guerra Hernández, estudiante de preuniversitario, quien refirió haber recibido contenidos pornográficos a través de Messenger, luego de aceptar una solicitud de amistad a un desconocido.

“Tenía una foto que parecía normal y era árabe, la acepté porque recién estaba creando mi cuenta y casi no tenía amigos. Ni pensar que podría convertirse en algo así. Empezó enviándome sticker con flores, pero después al ver que no le contestaba comenzó a llamarme insistentemente y aunque no le contestaba insistía e insistía. Lo fui a bloquear y en lo que trataba de buscar la opción me envió una foto masturbándose. Aquello fue terrible, me asusté muchísimo pero por suerte eso me sirvió de experiencia y ahora soy más cuidadosa”, explicó.

Por su parte Daniela Jimémenez Vázquez, joven universitaria explicó que aunque conoce los riesgos, prefiere tener sus cuentas en redes sociales de manera pública teniendo en cuenta que muchos empleadores utilizan esta información para comprobar datos o determinar si una persona se ajusta o no al perfil que buscan.

En Cuba no existen estadísticas ni estudios referidos al tema e incluso desde el punto de vista legal solo el Decreto-Ley No. 370 Sobre la informatización de la sociedad en Cuba, del 4 de julio de 2019, establece, en el artículo 68, Capítulo I, Título VII, sobre Contravenciones y sanciones asociadas a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y los recursos administrativos para su impugnación lo siguiente: “difundir a través de las redes públicas de transmisión de datos, información contraria al interés social, la moral, las buenas costumbres y la integridad de las personas”, se considera una contravención, siempre que no constituyan delitos. Con ello se determina que quien incurra en un acto de este tipo, se le impondrá una multa de 3 000 CUP

Sin embargo ni esta, ni anteriores legislaciones hablan explícitamente de ciberacoso.

Ante el uso de las nuevas tecnologías de comunicación y el acceso a internet a edades tempranas todos estamos expuestos a estos riesgos, por lo cual es preciso saber cómo interactuamos en las redes, a quienes aceptamos o seguimos y ser cuidadosos al momento de publicar contenidos que pueda involucrar a terceras personas.

Y si bien es conocido que nuestros datos en Facebook no están del todo seguros, sí existen opciones de privacidad que podemos utilizar para proteger nuestros datos. Recuerda que You es solo una historia de ficción, pero que nos muestra un lado oscuro de la tecnología, algo totalmente real y para lo cual debemos estar preparados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *